Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Smart Cities, el futuro ya está aquí

Tecnología e informática aplicadas al urbanismo y el transporte

23 JUL 2015 - 09:14 CET

El curso Transporte y movilidad sostenible en Smart Cities reúne a profesionales de ramas muy diversas: ingenieros industriales y de telecomunicaciones, empresarios del transporte y de I+D, urbanistas y abogados, en un coloquio abierto sobre el nuevo planteamiento urbano de las ciudades modernas: Smart City.

Smart City quiere decir ciudad inteligente, indica Eusebio Bernabeu, director del curso. “Es un concepto que se sustenta en lo que llamamos un sistema de sistemas, una estructura compleja que requiere de la asociación entre comunicación y la informática para facilitar al ciudadano flujos de información sobre los medios de transporte de la ciudad, como horarios, cambios de ruta o cómo combinar trayectos”, comenta el director del curso.

La movilidad dentro de las ciudades inteligentes es un tema muy activo a día de hoy, según Bernabeu, sobre todo desde el punto de vista de las aplicaciones app. La vida de la ciudad está condicionada a la movilidad de sus ciudadanos, y para Bernabeu resulta esencial facilitar el acceso a los servicios públicos, a los puestos de trabajo o a los espacios de ocio. “Hay que admitir la capacidad de los sistemas asistidos de carácter informático para hacer funcionar a una ciudad de manera inteligente, ofrecer un mejor servicio, más rentable, más sostenible y más eficiente”, añade el director.

Bernabeu, que es miembro del Clúster de Movilidad Sostenible en Madrid, tiene la certeza de que todas las grandes ciudades de los países desarrollados se regirán bajo los criterios de Smart City en un plazo breve de tiempo. Bernabeu menciona que se están creando grandes bases de datos en las ciudades para cuantificar el tráfico y la afluencia de personas de cada medio de transporte, todo ello respetando la ley de protección de datos, ya que se utilizan sistemas de datos estadísticos, no personales. “Las bases de datos son muy prácticas y hay que concienciar al ciudadano de sus ventajas. Por ejemplo, si un taxista se encuentra en una calle con atasco lo puede comunicar a la base de datos para que lo sepa el resto de usuarios, creando una red de comunicación dinámica”, valora Bernabeu.

En España hay varios proyectos de Smart City en curso. El primero fue el de la ciudad del Grupo Santander, pero según Bernabeu es el del Consorcio de Transportes de Madrid nuestro sistema modélico para el resto del mundo. La capital ofrece un servicio intermodal que acoge el Metro, el tren, el autobús y las bicicletas públicas en un mismo carnet. 

Smart Cities, el futuro ya está aquí - 1

Todas las noticias »