Colectivo Estudiantes Master en Arteterapia. Respirar como acto de vida y autocuidado


Visita a la exposición

14/10/2021

Reflexionar y vincular la obra de Marina Abramovic y el acto de respirar con el autocuidado en futuras arteterapeutas.

Esta ocasión es un momento especial pues nos visitan nuestras compañeras del máster en arteterapia, por lo que decidimos como equipo prepararles una actividad especial en honor a este encuentro.

Comenzamos el recorrido en el patio central, invitando a imaginar qué función tendría el espacio en sus inicios y cómo esta historia dialoga con el presente a través de la exposición de obras de arte contemporáneo. Posteriormente damos a conocer el título de la exposición y nuevamente invitamos a imaginar que hallarán en ésta, qué obras creen que se podrían encontrar allí, para luego contextualizar desde la mirada del comisariado a través de la selección de 8 video performances, que nos facilitan la reflexión sobre las desobediencias y resistencias en nuestro mundo cotidiano. A continuación, indicamos los pasos que recorrerán en esta travesía por la mediación arte terapéutica, iniciando la experiencia desde recorrer la exposición de forma libre durante 10 minutos, para finalmente reunirnos frente a la videoperformance de la artista serbia Marina Abramovic, titulada Cleaning the mirror II. La pieza audiovisual es presentada en una pantalla de televisión plana de unas 50 pulgadas aproximadamente. La acción comienza con un plano general, mostrando a la artista acostada y desnuda, encima de su cuerpo se deposita un esqueleto que mira hacia arriba, combinados cada elemento, cuerpo y esqueleto, en el ritmo que guía la respiración. A medida que avanza el video, cada vez los planos se acercan a la protagonista, poniendo énfasis en su rostro, labios, saliva y pecho, que nos muestra a un ser vivo que dialoga con un vestigio de un ser que ha muerto. Marina Abramovic se inspira en cómo la filosofía budista dialoga con la muerte, sin tabúes, conviviendo con la muerte a través de estar con un cadáver cerca, observar, estar y reflexionar sobre aquello a lo que desconocemos y a veces tememos.

Frente a la pieza audiovisual, dedicamos unos minutos a contemplarla, poniendo atención  a percibir todos los movimientos corporales, emocionales y del pensamiento, para luego establecer un diálogo con la obra. 

Dentro de los comentarios que hemos podido rescatar en este diálogo serían: 

  • Como el acto de respirar te ancla a tu estado presente. 
  • La respiración de la artista se mezcla con la propia respiración. 
  • Incomodidad al verla respirar con un esqueleto encima y de forma agitada v/s la calma que produce al escuchar su ritmo de respiración.
  • Habla de la vida y la muerte que caminan de la mano juntas.
  • Conciencia en que estamos vivos.
  • Recordar situaciones que en sus vidas le han acercado a la muerte.

Posteriormente a sus apreciaciones, las complementamos con lo que la artista quiso representar en su obra. Efectivamente, nos invita a un diálogo entre la vida y la muerte, acercándonos a ella sin temor, pues es seguro que cada persona le llegue la hora de partir, lo que no debiese ser mirado desde el tabú, por lo cual, el acto de respirar nos da conciencia de que somos seres vivos.


Algunas fotografias de la sesión