Formación del personal


 

Para proporcionar los máximos cuidados a los animales y garantizar su bienestar, el personal investigador debe disponer de los conocimientos adecuados. Por ello, toda persona  implicada  en el manejo de animales empleados en la investigación deberá acreditar que dispone de la titulación  requerida según la legislación vigente (certificado o acreditación profesional, Orden ECC_566_2015 de Formación). En toda investigación deben identificarse las personas involucradas en el mismo, que  deben disponer de la formación requerida según  las funciones  que vayan a realizar.


Existen cinco tipos de acreditaciones que se pueden clasificar en dos grupos:

 

Personal encargado del cuidado de los animales. No realiza las investigaciones sino que está en los centros para garantizar el cuidado y bienestar de los animales, además de ayudar y asesorar a los investigadores.

  Función A: cuida los animales en los centros.

  Función E: responsable del bienestar de los animales.

  Función F: responsable de la salud de los animales (veterinario).

 

Personal que participa en las investigaciones:

  Función C: Personal técnico que realiza las investigaciones con animales.

  Función D: Personal científico que dirige las investigaciones.

 

Por último, la Función B la ejerce el personal que realiza el sacrificio de los animales y debe disponer de la formación adecuada.