Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Arsuaga apunta al ADN de los sedimentos como el futuro de la paleontología y la arqueología

17 JUL 2018 - 14:20 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

La paleontología y  la arqueología tienen una vía esperanzadora de investigación en el horizonte: el ADN de los sedimentos y “no tanto” de los fósiles. Juan Luis Arsuaga, codirector de las investigaciones de Atapuerca, está convencido de ello: “Por supuesto el ADN se conserva en el cuerpo humano y en los huesos, pero también se deposita en todo lo que nos rodea y hasta hace poco tiempo no se sabía que ese ADN se podía recuperar en los propios sedimentos”.

Esta línea de investigación “de futuro”, siempre “si se cumplen las expectativas” de las publicaciones que ya están saliendo a la luz, permitirá, según Arsuaga, recoger ADN de las cuevas donde incluso no hay fósiles humanos, pero gracias a él “vamos a saber quiénes vivían en ella”. El también catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos recordó que antes pensábamos en el ADN como “un sueño inalcanzable que ni suponíamos que se conservase ni imaginábamos que durara tanto”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Arsuaga confirmó que Atapuerca está a la vanguardia en las últimas técnicas paleontológicas y pronosticó que para recuperar el ADN de los individuos, las familias y los clanes de los sedimentos “se excavarán muchos yacimientos casi con escafandra”.  Con optimismo, añadió: “Todo apunta a que vamos a vivir unos años mágicos en los yacimientos”.

Sobre Atapuerca, el paleontólogo complutense anunció que  su equipo se encuentra excavando y buscando fósiles que ofrezcan “más posibilidades” de conservar ADN antiguo, de hace más de 400.000 años. “A ver si tenemos suerte en ciertas zonas del yacimiento que han estado tapadas hasta nuestros días y que no se han modificado mucho para  recuperar ADN nuclear”, anunció, aunque calificó de “proeza” el tener ya ADN mitocondrial.

Por otro parte, Arsuaga, que intervino en el curso Los celtas. Arqueología, lenguas y genes, dirigido por Gonzalo Ruiz Zapatero y Martín Almagro, aseveró que para mucha gente es una “sorpresa que estemos aquí en territorio celta”, cerca de Ávila, donde habitaban los vetones “con sus verracos”. Estaba previsto que el investigador de la Complutense acompañara a los alumnos y profesores del curso en una visita guiada a Los Toros de Guisando (El Tiemblo, Ávila) y al oppidum de La Mesa de Miranda (Chamartín, también en Ávila).

Arsuaga apunta al ADN de los sedimentos como el futuro de la paleontología y la arqueología - 1

Todas las noticias »