Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Lo que un veterinario debe saber después de graduarse

Esta profesión requiere de pericias y destrezas que no se adquieren en la facultad

17 JUL 2015 - 12:44 CET

El curso Clínicas veterinarias del siglo XXI, el camino hacia el éxito aborda las carencias formativas del veterinario de cara al mundo laboral. Luna Gutiérrez, secretaria del seminario, revela que a los estudiantes recién graduados en Veterinaria les falta destreza en gestión, marketing, psicología, estudios de mercado y planes de negocio.

Al acabar la carrera, explica Gutiérrez, hay que saber montar una clínica, aprender a obtener clientes, fidelizar los que ya tienes y relacionarte con ellos. Es un “hándicap muy importante”, comenta, pues son competencias que no se han adquirido durante la carrera y “totalmente necesarias” hoy en día.

“Veterinaria es una carrera y una profesión muy vocacional, y la sociedad la entiende como tal”, indica la secretaria del curso. Para Gutiérrez, esa es la gran ventaja, ya que los veterinarios son personas “bastante comprometidas” con su profesión, pero por otro lado tampoco han sabido darse la importancia suficiente para obtener mayor reconocimiento social y económico.

Según María F. Macías, directora de comunicación y RRPP de Farbalo, el mundo veterinario es el escenario perfecto para el marketing y la publicidad. Para la comunicadora, en veterinaria se unen dos cosas esenciales para el marketing: una, es la conexión con el trabajo -“ofreces un servicio por amor y eso es difícil de encontrar en otros sectores laborales”-; y otra, es el perfil del cliente, que “está enamorado de su animal de compañía”. Esta profesión, a su juicio, tiene una dimensión  “tan emocional que resulta el entorno perfecto para la venta de un producto”. Un mercado, concluye la comunicadora, donde más que prestarse un servicio se ofrece una persona de confianza, “un referente profesional y afectivo”.

Lo que un veterinario debe saber después de graduarse - 1

Todas las noticias »