Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Joaquín Echevarría y Raquel Alonso: voces personales contra el terrorismo

12 JUL 2018 - 17:16 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

“Ignacio tuvo una conducta poco frecuente y eso es reflejo de su bondad. Él era una persona buena”. Joaquín Echevarría es el padre de Ignacio, asesinado en los atentados de Londres el 3 de junio de 2017. Habló con los medios de comunicación antes de intervenir en el curso El terrorismo yihadista en la encrucijada: oportunidades y riesgos tras el derrumbe del califato, dirigido por Manuel R. Torres Soriano.

Aunque reconoció estar “sobrepasado” ante la muerte de su hijo, se armó de valor para rendirle homenaje: “Ignacio no quería morir pero sabía que no podemos andar por la calle sin inmiscuirnos en los problemas que tienen los demás”. El denominado “héroe del monopatín” podría haber corrido, según relató su padre, pero no lo hizo sino que “continuó en la pelea y murió bien”.

A pesar de que el sufrimiento experimentado por una familia de una víctima de terrorismo “no es extrapolable” a otra, Ignacio Echevarría “no es una víctima casual de la maldad, sino que es una víctima de su forma de entender la vida y de su arrojo”. Echevarría recordó también a personas como Gregorio Ordóñez y Miguel Ángel Blanco “y otras muchas que no puedo nombrar porque no sé sus nombres, que tenían mucho mérito de saber que estaban en el punto de mira de los malos”. Esos malos, según él, estaban “jaleados” por partidos políticos que estaban ejerciendo “su labor teóricamente democrática pero siempre apoyando a la maldad; incluso hemos visto a la Iglesia Católica no celebrar funerales a personas y maltratar a las víctimas”.

Joaquín Echevarría contó, además, que el día antes de que muriese, su hijo estuvo reunido con un amigo que llevaba años sin ver, que luego le dijo “lo contento y lo bien que estaba en aquel momento”. Apoyándose en ese recuerdo, Joaquín Echevarría dijo: “Me da satisfacción de que Ignacio haya muerto en un momento bueno de su vida porque la vida también tiene momentos muy malos”.

A los periodistas acreditados en los Cursos les lanzó un mensaje: “No hay mejor confort que sentirse contento contigo mismo y asumir que la vida es lo que es y que no nos la podemos inventar y que por tanto debemos cuidarnos y cuidar a los demás”.

En la misma intervención, Raquel Alonso, profesora en LISA Institute y autora del libro Casada con el enemigo, narró la “tortura psicológica” que sufrió y los tres años de convivencia con un yihadista. “Es muy difícil asumir que, de repente, una persona maravillosa con las que has estado casada desde los veinte años y con el que has tenido dos hijos en una vida plena y feliz pueda llegar a esa crueldad tan absoluta”, clamó.

Para Alonso, hay que dejar de tener miedo, cambiar las leyes y “acercar” este problema a la sociedad. “Alzo la voz y la voy a seguir alzando, porque si nos escondemos en un rincón, al final nos ganan ellos. He sufrido tres agresiones y he cambiado cinco veces de domicilio, pero no me van a callar”.

Joaquín Echevarría y Raquel Alonso: voces personales contra el terrorismo - 1

Todas las noticias »