Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

La prevención, factor fundamental en la lucha contra el cáncer

Alberto Muñoz Terol explicó la importancia de la vitamina D para el tratamiento de esta enfermedad

21 jul 2016 - 18:03 CET

Jaime G. Zaragoza / Fotos: Nacho Calonge

Alberto Muñoz Terol, Premio Jaime I de Investigación Básica, apuntó que el diagnóstico precoz es fundamental para cualquier tipo de cáncer, ya que las probabilidades de curación “son del 90% si se diagnostica en fase temprana”. Por el contrario, “si el diagnóstico se realiza en etapas más tardías, disminuye muchísimo la probabilidad de supervivencia hasta un 5% si se diagnostica cuando hay metástasis a distancia”, señaló el investigador.

El profesor Terol participó en el curso Metabolómica en clínica e investigación: retos y posibilidades, dirigido por Santiago Grisolía, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, y afirmó que el cáncer de colon, como ocurre en cualquier otro tipo de cáncer, “se produce por alteraciones de los genes, y en el caso concreto del cáncer de colon rectal es el mejor conocido en cuanto a qué alteraciones genéticas lo inician, lo mantienen y lo hacen progresar”. En esta línea, Alberto Muñoz reveló que el segundo gran causante es el ambiente, y dentro de este la alimentación, subrayando que el consumo de frutas y verduras pueden tener un cierto factor “protector”, pero señaló que “ninguna buena alimentación te va a librar de cáncer de colon y ninguna mala alimentación va a causar cáncer de colon”.

Los primeros estudios que proponían que la vitamina D podía tener un efecto beneficioso sobre el cáncer datan de 1981. “A lo largo de estos últimos 35 años, hay un elevadísimo número de estudios que demuestran la asociación entre la deficiencia de vitamina D en el organismo y un mayor riesgo de diferentes tipos de cáncer, sobre todo de colon”. El profesor destacó que el 75% de la población española es deficiente en vitamina D, “por lo que hay que intentar solucionar lo que se considera una deficiencia que afecta a tres cuartas partes de la población española en invierno, ya que la mayor parte de nuestra vitamina D no viene de la dieta sino de la radiación solar en la piel” determinó el profesor.

Países como Canadá, Estados Unidos u Holanda, suplementan la dieta humana con vitamina D añadiéndola en leche, cereales o margarina, y en opinión del profesor en España estamos a la cola respecto a estos países. “Si mantienes los niveles de vitamina D correctos, las terapias con las que hay que tratar a estos pacientes funcionan mejor. Parece evidente que tener a una población sana o afectada por cualquier tipo de cáncer deficiente en vitamina D no parece muy inteligente”, subrayó Alberto Muñoz. 

La prevención, factor fundamental en la lucha contra el cáncer - 1

Volver »