Portada » El museo arqueológico nacional: de la obsolescencia a la vanguardia

Noticias

El museo arqueológico nacional: de la obsolescencia a la vanguardia

Publicado el 18/07/2016 a las 17:05 horas

Para Andrés Carretero el objetivo de la reforma era adaptar la narrativa del museo a un público más amplio

Héctor Galán / Fotos: Coco Moya

Tras la reforma del Museo Arqueológico Nacional (MAN) en los años 70, una nueva mejora era necesaria para situar al MAN a la altura de otros museos nacionales e internacionales. Así al menos se manifestó el director de este centro cultural e histórico Andrés Carretero, en el curso Máquinas del tiempo: los museos arqueológicos en el siglo XXI, dirigido por el profesor de la UCM Gonzalo Ruíz Zapatero.

Entre las medidas que se llevaron a cabo durante la rehabilitación, el director del MAN destacó la accesibilidad del edificio a las sillas de ruedas, la climatización y la creación de una red informática, lo que ha permitido pasar “de un museo del siglo XIX a uno propio de nuestro tiempo”, con una exposición actualizada en la que destacan los recursos didácticos, gráficos o audiovisuales.

Otro de los grandes objetivos de la transformación del museo fue adaptar la narrativa del museo a un público más amplio, y en este sentido se pasó del discurso intelectual a uno adaptado a cualquier visitante, según Carretero.

El director subrayó además que lo que diferencia al MAN del resto de museos arqueológicos, es que su exposición no finaliza en el periodo de los Reyes Católicos, sino que avanza hasta el momento de la creación del museo en 1867.  

El Museo Arqueológico Nacional fue reformado entre los años 2008 y 2013 con la ampliación de las áreas públicas, lo que ha facilitado triplicar el número de visitantes, de unos 200.000 al año al millón de personas que pasan anualmente por sus instalaciones en la actualidad. Las diversas salas ofrecen ahora a los visitantes nuevas colecciones, así como una amplia variedad de actividades y servicios que se desarrollan de forma simultánea para todos los interesados. 


Galería de imágenes:

Volver »