Actividades, congresos y Jornadas

¿Quieres ser mentor de la UCM?

¿Quienes son los mentores?

Los mentores son alumnos que ya pasaron hace algunos años por la experiencia de comenzar en la Universidad, ese sitio lleno de expectativas, académicas y no académicas.

Los mentores pasaron por aquello, y quieren aprovechar esa experiencia para que los nuevos puedan comenzar aprovechar y disfrutar del mundo universitario desde el principio.

Si quieres ser mentor, ponte en contacto con el coordinador del programa de mentoría en tu centro de estudios: tienes su correo en la página principal de esta web.
Tienes que tener aprobados 60 créditos como requisito obligatorio y además se valorará la pertenencia del estudiante en órganos de representación de su centro de estudios.
 
Tendrás que inscribirte al programa y explicar las motivaciones que tienes para apuntarte. Resulta necesario hacer una pequeña entrevista de selección con el coordinador.
 
La universidad facilitará que realices un curso de formación de mentores de 8 horas de duración.

Conseguirás 1,5 créditos por asumir el rol de mentor (en actividades de colaboración), 1 crédito por la realización del taller de formación de mentores (actividades formativas), y participar en una expericia enriquecedora.
 
Además, podrás ser mentor hasta dos años consecutivos.
 
Otros beneficios que podrás obtener...
  • Mayor satisfacción y sentimiento de utilidad
  • Beneficiarte de la creatividad y energía de tus telémacos
  • Sentimiento de «orgullo»
  • Mejora de competencias que te serán muy útiles cuando te incorpores a un puesto de trabajo
  • Incremento de conocimientos sobre tu entorno
  • Incluir la actividad dentro del suplemento al título

Formación de mentores

Si eres admitido como ser mentor tendrás que realizar un curso de formación presencia.

El objetivo general que se persigue con la formación de mentores consiste en dotar a los alumnos mentores de las competencias y actitudes necesarias para realizar la labor de mentores de forma satisfactoria.

La formación se distribuye en dos sesiones y en él se utiliza una metodología que potencia la reflexión de los participantes sobre los temas que se abordan, así como su implicación activa en las distintas actividades que se realizan. A continuación se comentan los contenidos de dichas sesiones así como los aspectos más significativos que aparecen en su impartición.

 

Primera sesión

En la primera sesión, después de las presentaciones oportunas, se pide a los asistentes que trabajen en grupo para que definan cuales son, desde su punto de vista, los objetivos del mentor en el contexto de la Universidad.  También se les pregunta por los objetivos que les gustaría adquirir a ellos como mentores.

En esta primera sesión se hace un esfuerzo en definir de forma clara cuales son las funciones del mentor, cómo debe responder a las preguntas más habituales que tienen los telémacos al principio del curso, y que tipo de comportamientos debe poner de manifiesto y cuáles no: preguntas que se centran en los profesores, las academias, la asistencia a clase, preguntas sobre el programa, etc.

 

Segunda  sesión

En una segunda sesión se intenta desarrollar la competencia de comunicación en los mentores. Para ello, el día anterior, se solicita a cada participante en el taller narre una experiencia, una historia que considere que posee un aprendizaje útil, y que esté relacionada con la mentoría.

Además, el taller se basa en la realización de ejercicios de simulación. Se les da un tiempo para que trabajen en grupo, preparando un guión de cómo estructurar la entrevista grupal – similar a la que más adelante van a realizar con su grupo de alumnos telémacos -, y posteriormente simularla.