Institutos Universitarios

Desayuno con Dña. Marta Martínez

Presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel

En el tercer desayuno intervino la Presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Marta Martínez, acompañada por por el Rector Carlos Andradas, la Presidenta del Consejo Social de la UCM, Pilar González de Frutos, y la Directora del ICEI, Isabel Álvarez.

Marta Martínez, quien quiso, como indicó en el preámbulo de su intervención, dar una serie de mensajes claros a las 19 estudiantes que la escuchaban, como que la situación no es fácil para las mujeres a pesar de que se ha avanzado mucho y que todavía hay retos pendientes, como la presencia de mujeres en puestos de liderazgo, en lo que queda mucho para avanzar. Destacó que en los consejos de administración de las empresas del Ibex 35 las mujeres son el 20 por ciento.

Como buena matemática -es licenciada por la Universidad Complutense- Martínez estructuró su intervención en dar respuesta a tres ecuaciones que, a su entender, debe resolver cualquier persona a lo largo de su vida profesional: a qué se dedica, cómo hacerlo y con quién. Ser mujer es una variable que debe ser contemplada en las tres ecuaciones. Sobre el "qué" la solución es clara: "lucha por dedicarte a algo que te apasione, pero antes prepárate para que te apasionen cosas con sentido". De acuerdo con Marta Martínez, hacer lo que a una o uno le guste es un factor claro de éxito. Ella lo sabe por experiencia propia: la tradición familiar la llevaba al ámbito de la ingeniería pero ella amaba las matemáticas. "Estudiarlas fue una de las mejores decisiones de mi vida". Años más tarde, la presidenta de IBM a nivel mundial, Ginni Rometty, confió a Marta Martínez uno de sus secretos: "Que nunca te defina nadie lo que quieras". Y es que a la hora de tomar decisiones "es importante ser valiente; con sentido común, pero valiente". Un consejo más: "Cada paso que tengas que dar tómatelo como si fuera el más importante de tu vida. No hay un gran paso, sino muchos pequeños pasos que te hacen avanzar; no hay atajos, lo que tengas que hacer hazlo bien y eso te dará la posibilidad de hacer después otras cosas".

ARTÍCULO TRIBUNA COMPLUTENSE