Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

El Instituto de la Mujer, las asociaciones y las empresas, unidas contra la brecha de género

17 JUL 2019 - 14:20 CET

Celia Sánchez Morrón / Foto: Nacho Calonge

Magdalena Suárez, miembro del Consejo del Instituto de Investigaciones Feministas, indicó lo "incómodo" que puede resultar para muchos individuos tratar temas “de los más crudos” en la discriminación de la mujer como la inmigración, el refugio y la discapacidad. En esta línea, Suárez, que agradeció “el apoyo incondicional” del Instituto de la Mujer, se refirió a su labor de profesora e investigadora como “un compromiso con el mundo en el que estar para aportar soluciones específicas”.

A esta idea se sumó Rocío Rodríguez Nieto, directora del Instituto de la Mujer, que comentó que el centro actualmente se focaliza en trabajar la transversalidad con otras organizaciones en igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres a través de la financiación de proyectos piloto de otras empresas, ONG o instituciones. En este sentido, Rodríguez Prieto comentó que el curso La doble discriminación de las mujeres por su condición de discapacidad, minorías étnicas, migración o exclusión social, dirigido por Magdalena Suárez, es resultado de la coordinación entre la universidad y el Instituto, una alianza que arrancó en 2018.  Además, Rodríguez Nieto puso el acento en la brecha salarial, la coeducación entre instituciones y la inclusión sociolaboral de mujeres “que están más en la periferia de la sociedad”  como los retos pendientes en términos de discriminación. A la hora de dar soluciones, la directora sugirió crear las condiciones para que las mujeres puedan desarrollar “proyectos de vida independientes y autónomos que les permitan disfrutar de una ciudadanía de primera”.

Por su parte, María Luisa de Contes, presidenta de la Asociación Mujeres Avenir, comentó en primer lugar los informes no financieros a los que las empresas de más de 500 empleados  deben someterse desde diciembre de 2018. De Contes describió que en estos informes las empresas “, de manera retroactiva y obligatoria”, deben informar sobre la remuneración a sus empleados y empleadas, porcentajes de contratación a personas con discapacidad o el número de despidos por sexo, entre otros aspectos sociales. En segundo lugar, la directora general de Responsabilidad Corporativa de Renault indicó que, entre los objetivos marcados por la Agenda 2030 “figura la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres”. De Contes recalcó “la valiosa oportunidad para llegar a una economía y sociedad positiva” que encauzará estos retos “importantes”.

En este contexto, Rocío Reinoso, directora gerente de Agencia EFE, advirtió de que solamente el 24 % de las noticias positivas están relacionadas con mujeres, un dato que “se eleva si hablan de que nos morimos, nos matan o nos violan". Por último, la empresaria sevillana destacó la iniciativa Efeminista, “un instrumento para dar visibilidad a las mujeres y cumplir la ley”, ya que el artículo 38 de la Ley de Violencia de Género de 2007 sostiene que la Agencia EFE “debe promover la visibilidad, fomentar y educar” esta causa.

El Instituto de la Mujer, las asociaciones y las empresas, unidas contra la brecha de género - 1

Todas las noticias »