Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Desatada verborrea después de apagar los móviles

Coronas, Colubi, Cansado y Esteban, cuatro “ilustres ignorantes”

12 JUL 2015 - 20:43 CET

De la televisión a los escenarios. De Canal+ al Real Colegio Universitario María Cristina. 37 actuaciones del Ilustres Ignorantes World Tour inspirado en el programa que lleva en parrilla 8 años. Este bombardeo de conversaciones inspiradas en la stand-up comedy está protagonizado por Javier Coronas, Pepe Colubi y Javier Cansado. Para la actuación enmarcada en las actividades extraordinarias de los Cursos de Verano acude como invitado especial Miguel Esteban.

El sexo, la historia y la realidad del día a día empapan la verborrea y la vis cómica de estos cuatro charlatanes que tan pronto dan con sus posaderas en sus taburetes como se preparan gin-tonic. Ya antes de salir a escena, una voz en off pone en antecedentes al público: “Aún están a tiempo de abandonar la sala. Apaguen los móviles, abran los envoltorios ruidosos de los caramelos, amordacen a su compañero de butaca, si es de los que tosen; si quiere mantener relaciones sexuales con alguno de los miembros del espectáculo, por favor comuníqueselo a la señora mayor que vende preservativos a la entrada”.

Admitiendo que el guion de esta “estafa”, como definen ellos la actuación, lo elabora el astrofísico Stephen Hawking con quien “hice la mili”, Coronas empieza a repartir preguntas a diestro y siniestro para sus compañeros. 

La ley del mínimo esfuerzo

A la primera formulada -“¿Cuál es el mayor invento del ser humano?”-, Javier Cansado responde que la ley del mínimo esfuerzo, la serendipia, la rueda y, a lo “bobo”, el selfie. Con este último elemento, Miguel Esteban cree que es el que acabará con la humanidad. De hecho, ya le cayó un rayo a una persona que estaba con el palito… “imaginaos que en el momento del impacto se estaba haciendo un selfie, sería una auténtica foto finish”. Por su parte, a la respuesta de Coronas, Colubi responde que la escalera mecánica.

De los cuatro, Javier Cansado se lleva al público de calle con un humor absurdo diferente al resto de sus compañeros. De corrido, ahí van cuatro ejemplos de surrealismo cotidiano que comparte en el espectáculo. Por primera vez sintió miedo en la vida probando el ali oli a los catorce años en un ritual con taparrabos en Carabanchel. Su amigo Antonio Diz se había suicidado porque no había soportado la presión al referirse la gente a él con otros apellidos como “Díaz” o “Díez”. En el Mercadona, un anciano venerable pidió azufre a una cajera y cuando ésta se lo trajo, el viejecito no se lo llevó porque el producto no era de Hacendado. Cuando habla de los países escandinavos, él siempre incluye Islandia para utilizar la “e” copulativa: Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia… e Islandia.

Ir a Macedonia

“Si ves a Paco, dale recuerdos… ¡qué pasa que Paco no tiene sus propios recuerdos para que le des los tuyos!”. Tras esta pincelada, Coronas vuelve a la carga y suelta una nueva pregunta: “¿Qué te gustaría hacer antes de morir?” Javier Cansado: “Dar la vuelta al mundo, pero al revés, e ir a Macedonia”. Miguel Esteban: “Ver El abuelo, de José Luis Garci, y tener una aventura con una estrella de cine”. Pepe Colubi: “Ser un bonobo”.

El broche, a propuesta de nuevo de Coronas, es una canción que resuma la velada. Mientras Cansado entona el No woman, no cry, de Bob Marley, que transita del reggae a una tonada sefardí, Colubi juega con el público a cantar una melodía muy conocida que empieza con una declamación: “En 1972, cuatro de los mejores hombres del ejército americano que formaban un comando, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la presión en la que se encontraban recluidos. Hoy, buscados todavía por el gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se les encuentra, quizás pueda contratarlos...” Sí, el Equipo A. Por último, Esteban piensa en la mejor canción de Jarabe de Palo y… se queda callado.

Así son los Ilustres Ignorantes y así, omitiendo mucho sexo oral en esta crónica, se lo hemos contado.

Desatada verborrea después de apagar los móviles - 1

Todas las noticias »