Noticias - Cursos del Escorial

África: el próximo desafío de la política exterior europea

26 jun 2017 - 14:43 CET

Jean Pierre Gutiérrez Gonzaga

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ildefonso Castro, sostuvo durante el curso Progresar en la política común de seguridad y defensa como respuesta a unos tiempos convulsos para la UE, que África será uno de los desafíos estratégicos de la Unión Europea en los próximos años como solución a la inmigración ilegal y al terrorismo islámico. “Garantizar la seguridad es fundamental para el desarrollo de las sociedades y la intervención de empresas extranjeras”, afirmó.

Castro hizo mención que, después del Brexit y los conflictos que aborda Europa en materia política, la UE también centrará la atención en África como medida de prevención y concienciación para el desarrollo de sus regiones. Además, mantener, a su juicio, unos niveles de seguridad primando la lucha contra la pobreza y garantizar los derechos humanos son fundamentales para el desarrollo del continente. Para apoyar su tesis, Castro se apoyó en los siguientes datos: en 2050 habrá 2.400 millones de africanos, mayoritariamente jóvenes, mientras que en Europa la población será de 700 millones, con una media de edad más alta; además, a finales del siglo XXI, África llegará a los 4.000 millones.

No obstante, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores matizó que África crece de forma desigual como resultado de los avances tecnológicos y la deslocalización de empresas. “África tiene todos los elementos para convertirse en la próxima aldea global y disputarle a China la posición de gran potencia”, señaló.

Durante su intervención en el curso dirigido por Miguel Ángel Ballesteros, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, Castro marcó una serie de recomendaciones para lograr el progreso en África, como la producción de recursos, la integración regional, la  explotación de la diversificación económica, la inversión en infraestructuras y la cultura, “que representa el 90% de los ingresos del conteniente”.

Por otro lado, indicó que España contribuye al desarrollo de África a través de la inversión en infraestructuras.

 

Volver »