Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Tradiciones del pasado con signos del mundo moderno: el cine de Eugène Green

Adrian Martin realizó un análisis del cineasta norteamericano afincado en Europa

18 jul 2016 - 18:04 CET

Jaime G. Zaragoza / Fotos: Nacho Calonge

El crítico cinematográfico Adrian Martin participó en el curso Nuevos mercados y nuevas tendencias cinematográficas, dirigido por Federico García, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, y analizó al director Eugène Green y su particular forma de hacer cine. Adrian Martin destacó que Eugène Green comenzó a hacer películas en la era de los cincuenta después de trabajar en teatro, en la escritura y en la música barroca.

Martin subrayó que el cineasta nació en EEUU pero finalmente “abandonó su cultura bárbara” para convertirse en europeo. Según el crítico, Green mezcla en su cine pasado y presente pero no rechaza el mundo moderno aunque es muy crítico con él. “Hay que volver a encontrar nuestro camino trayendo el pasado al mundo moderno”, afirmó Martin sobre Green, al explicar el particular punto de vista del reconocido director norteamericano.

El propio director ha afirmado en alguna ocasión que “a menudo no estoy en la esfera de la realidad”, ya que sus películas “tejen un mundo de imaginación poética”, sobre la base de las tradiciones del pasado mezclándolo después con signos del mundo moderno. Adrian Martin indicó que Green es un autor moderno que cuenta siempre más o menos la misma historia, de igual manera utilizando el mismo equipo técnico y artístico como ya hizo Ingmar Bergman.

El crítico cinematográfico apuntó que Green emplea el cine para captar la energía que percibe en los objetos, en la gente o en el paisaje. Asimismo Martin afirmó que los relatos de Green narran las historias de esas personas que han perdido su conexión con esta energía, y que de alguna manera deben volver a encontrarla. Uno de los temas que suele tratar Green en sus películas es “la existencia de fantasmas que se quedan en la tierra y que frecuentan nuestras vidas, porque tienen asuntos pendientes entre los vivos que deben ser resueltos. Estos fantasmas no son sólo símbolos y metáforas, sino personas”, señaló el crítico cinematográfico.

Adrian Martin comparó a Eugène Green con el cineasta francés Robert Bresson, ya que ambos les piden a sus actores “no mostrar sus emociones”, sino limitarse a decir todas las líneas del texto despacio y con claridad realizando cada articulación, ya que esto ayuda a liberar la energía del actor. Además, ambos cineastas “comparten un fuerte sentimiento por el mundo natural, por los animales, por la música y por la belleza”, afirmó Martin. 

Tradiciones del pasado con signos del mundo moderno: el cine de Eugène Green - 1

Volver »