Grupos de investigación

El grupo

EL ARTE FRENTE AL CAMBIO DE LOS ECOSISTEMAS:

El propósito de este Grupo de Investigación es a) analizar qué valores proponen las obras más conocidas y más recientes en relación con la naturaleza, atendiendo a qué idea de ésta representan. b) rastrear las creaciones artísticas que evocan o proponen una nueva relación con la naturaleza, en la línea de la Nueva Ética anteriormente comentada. c) promover la incorporación de la problemática del cambio climático entre los temas a tratar en las creaciones artísticas.

  1. En los últimos años se ha consolidado la certeza científica del papel del hombre en el proceso de cambio climático. La velocidad del mismo es superior a la prevista en los modelos más rápidos y las consecuencias más extensas y más dramáticas. Ahora sabemos a) que se trata de una amenaza grave para la economía mundial y la estabilidad  b) que tendrá mayores consecuencias en los países menos desarrollados y en las capas más pobres de los desarrollados. Es decir, el cambio climático no es sólo un problema medioambiental sino que tiene importantes consecuencias económicas, políticas y, consecuentemente, humanas.
  2. Nuestra relación con la naturaleza es resultado de un conjunto de fuerzas y convicciones: de un modelo de desarrollo económico, de un modo de producción y de una ética correspondiente. La ética vigente no recoge los valores de respeto al medio ambiente. Sin embargo, desde la década de 1970 se han venido formulando propuestas que sí lo hacen. Por ejemplo, Hans Jonas en su libro El Principio de Responsabilidad (1973) propone una nueva ética que habrá de extenderse más allá del ámbito humano.
  3. Nuestra relación con la naturaleza no es espontánea ni natural. Se ha construido culturalmente y en esa construcción el papel del arte ha sido fundamental. Sabemos que el mismo concepto de paisaje (incluso el término) deriva tanto de la práctica artística y como de reflexiones de geólogos, geógrafos, naturalistas o viajeros. Si paisaje significó en origen naturaleza pintada, o, más aún: trozo de país, como señala Alain Roger, podemos comprobar que estamos trasladando una tipología estética y compositiva, que entrañan una mediación, una cierta distancia entre naturaleza y observador,
  4. Una nueva relación con el medio ambiente precisaría de un nuevo tipo de representaciones, que la muestren pero también, como ha sucedido en el pasado, que la propongan. Que integren tanto nuevos conocimientos científicos como nuevos valores éticos. Esto supondrá un tipo de creaciones que incorporen al menos dos ideas, la de naturaleza como totalidad no fragmentada, y también la de una naturaleza de la que el ser humano forme parte. Obras que, por ejemplo, incorporen la idea de Gaia como sistema complejo de autoregulador.

IP: Jose María Parreño

Ref: 971690