Portada » Participa » UCM Abierta » Asignaturas disponibles » [...] » Organización

Organización

Imagen de Organizacion

MICROECONOMÍA

Imagen UCMAbierta

Organización de la asignatura

 La asignatura de Microeconomía es una asignatura obligatoria del segundo curso de la Diplomatura de Ciencias Empresariales. Los 4,5 créditos de la asignatura se distribuyen entre teoría y práctica en una proporción de 2/3 – 1/3. Se trata de una asignatura cuatrimestral que se imparte en el primer cuatrimestre. Cursando esta asignatura los alumnos de la diplomatura de Ciencias Empresariales de la UCM obtienen los créditos complementarios en Microeconomía que, junto con los correspondientes a la asignatura de Macroeconomía, les permiten acceder directamente al segundo ciclo de la Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas una vez obtenido su título de Diplomado en Ciencias Empresariales. Los alumnos procedentes de otras Escuelas Universitarias de Estudios Empresariales que no incluyen estas dos asignaturas obligatorias (Microeconomía y Macroeconomía) deben realizar al menos 4 créditos complementarios en cada una de esas materias para poder acceder al segundo ciclo de ADE.

 

LAS CARACTERÍSTICAS DE LA ASIGNATURA Y DEL GRUPO

Al ser una asignatura obligatoria, debe ser cursada por todos los alumnos de la Diplomatura. Los grupos de segundo curso en la Diplomatura en Ciencias Empresariales de la Escuela Universitaria de Ciencias Empresariales de la UCM tienen como mínimo entre 120 y 150 alumnos, si bien los grupos del turno de tarde son incluso más numerosos. De hecho, el grupo G tenía más de 250 alumnos matriculados, muchos de ellos repetidores de la asignatura. El tamaño del grupo es indudablemente una de las variables más importantes a la hora de diseñar cualquier estrategia de enseñanza-aprendizaje. Incluso teniendo en cuenta que más de la mitad de los alumnos previsiblemente no asistirían a la clase presencial, la asistencia a clase se concretaría en más de 100 alumnos, por lo que el aula asignada a dicho grupo fue una de las de mayor capacidad de la Escuela.

Otro factor importante a considerar es la bolsa de repetidores existente en esta asignatura, que resulta complicada para los alumnos por diferentes motivos: necesidad de habilidades y conocimientos matemáticos previos, alto grado de abstracción de la asignatura, escaso interés del alumnado por materias a las que no encuentran una utilidad práctica inmediata, escasa motivación del alumnado derivada de métodos de enseñanza transmisivos en contextos masificados, entre otros.

En este contexto, se ha intentado utilizar el Campus Virtual para avanzar hacia un aprendizaje más participativo, más personalizado, más motivador y, probablemente, más eficiente. A través del Campus Virtual se trató de mejorar la comunicación profesor-alumno de forma que éste sintiera una mayor cercanía del profesor y de sus compañeros en el proceso de aprendizaje, ofrecer al alumno la posibilidad de obtener un feed back de su progreso en la asignatura antes del examen final, facilitar la difusión de contenidos a través de materiales más atractivos para el alumno, integrar la evaluación en el proceso de aprendizaje y estimular una actitud más activa por parte del alumno en su aprendizaje, conseguir clases más participativas y liberar al estudiante de la necesidad compulsiva de tomar apuntes durante las clases presenciales, y matizar el sistema de evaluación computando la realización de las tareas voluntarias propuestas en la nota final.

Para lograr los objetivos propuestos, se virtualizó la asignatura, utilizándose en un principio la plataforma WebCT y, desde hace dos cursos, la alternativa Moodle. Esta virtualización se ha desarrollado en torno a tres ejes fundamentales: la comunicación, los materiales y contenidos y la participación del alumno a través de la realización de tareas, participación que fue objeto de evaluación y consideración en la nota final. Sin embargo, no se hizo hincapié en las estrategias de aprendizaje colaborativo (foros, trabajos en grupo, wikis, blogs etc.), probablemente más difíciles de aplicar y evaluar en condiciones de masificación.

En cualquier caso, el Campus Virtual ha supuesto una herramienta más dentro de la actividad docente, integrado en la dinámica del curso, y no un instrumento desvinculado de la clase presencial. En este sentido, el Campus ha sido utilizado de forma ligeramente distinta por los alumnos que con regularidad asistieron a las clases presenciales y por aquéllos que decidieron no asistir. Estas diferencias merecerán un comentario en el espacio de valoración de la asignatura.

Para superar la asignatura el alumno debe aprobar un examen final que se realiza en Febrero y que es básicamente común para todos los grupos de la asignatura. En el caso del grupo que nos ocupa, se propuso a los alumnos la realización con carácter voluntario de un conjunto de tareas (6 a lo largo del cuatrimestre) que serían después consideradas para matizar la calificación final. Como es lógico, la asistencia a clase y la participación activa en la misma no podían ser computadas en un grupo con asistencia tan masiva (la media de estudiantes en el aula fue de aproximadamente 90 o 100 alumnos durante todo el cuatrimestre).

 

DESARROLLO DE LA DOCENCIA Y APOYO DEL CAMPUS VIRTUAL

La docencia se desarrolló en clases presenciales con una duración de 3 horas semanales, distribuidas en una sesión de 2 horas y otra de 1h. La asistencia a las clases presenciales puede considerarse elevada, con una media de aproximadamente 90-100 alumnos que se mantuvo durante todo el cuatrimestre, incluidas fechas complicadas como el último día de clase antes de las vacaciones de Navidad o el último antes de la interrupción de las clases para la realización de exámenes. Asimismo, se realizaron las preceptivas tutorías presenciales, que no fueron muy frecuentadas por los alumnos.

Paralelamente, como hemos explicado anteriormente, se virtualizó la asignatura, utilizándose las herramientas propias de la plataforma elegida y también materiales desarrollados por el profesor en el marco de proyectos de innovación (PIMCD) impulsados y financiados por la UCM, que han sido uno de los instrumentos fundamentales en la actividad docente

• En lo concerniente a la comunicación se utilizó básicamente el correo interno, que se mostró como una herramienta útil. Se introdujo también un foro que prácticamente no fue utilizado por los alumnos. Se utilizaron también los avisos y las funcionalidades propias de Moodle como eventos próximos y novedades.

• En el apartado de Contenidos (recursos en Moodle), se puso a disposición de los alumnos un conjunto de notas sobre los diferentes temas del programa, que si bien no sustituyen al manual de referencia, lo complementan y se adaptan al nivel y extensión de esta asignatura. En cualquier caso, varios de los temas del programa debieron seguirse exclusivamente por el manual.

• Asimismo, se incluyeron en el curso hojas de problemas que fueron resueltos en clase. Antes de la sesión correspondiente, los alumnos dispusieron de los enunciados de los problemas y, después de su resolución en clase, se publicaron también las soluciones en el Campus. Estas hojas de problemas se complementaron con los libros de ejercicios.

• Se puso a disposición de los alumnos una serie de ejercicios de autoevaluación en cada tema para su entrenamiento en la resolución de cuestiones similares a las que tendrían que enfrentarse en el examen. Estos ejercicios de autoevaluación en formato electrónico se utilizaron también como material de prácticas en el aula. En el capítulo de autoevaluación se contemplaron ejercicios de tipo test y crucigramas electrónicos. Adicionalmente, al utilizar la plataforma Moodle, el profesor tuvo también información de los resultados de los alumnos en algunas de estas autoevaluaciones (las realizadas con el programa Hot Potatoes). Estos resultados no se utilizaron en la evaluación pero sirvieron de orientación y de información para el profesor.

• Se incluyeron también problemas en formato electrónico que incorporan pistas para su realización y la solución explicada.

• Uno de los elementos más novedosos introducidos en el curso fue el conjunto de videos que incluyen en algunos casos explicaciones teóricas y en otros la resolución de cuestiones tipo test y de problemas en tiempo real. Estos videos fueron utilizados por los alumnos con profusión, como material de estudio y para la realización de problemas, y resultaron muy útiles para complementar el tiempo dedicado a prácticas en el aula. En ocasiones constituyeron un instrumento para completar, aclarar o extender cuestiones tratadas en el aula.

• Se utilizó la herramienta de trabajos (tareas en Moodle) para la remisión de tareas propuestas, básicamente para los alumnos asistentes a las clases de prácticas. Estas tareas estaban disponibles durante un tiempo limitado, y una vez expirado el plazo de entrega, se publicaba la solución de la tarea en el campus. No obstante, estas tareas fueron realizadas y remitidas casi exclusivamente por los alumnos que frecuentaban las clases presenciales. Estos recibieron una corrección personalizada de los trabajos remitidos a través de la plataforma, corrección que personalizó en la medida de lo posible el seguimiento de los estudiantes y estimuló su participación. Estas tareas fueron consideradas en la calificación final del alumno.

• Las calificaciones se publicaron en los tablones de anuncios habituales y en el campus a través de la herramienta Mis calificaciones.