Unidades docentes

Presentación

El origen del primer departamento dedicado a la Prehistoria en la universidad española se remonta al año 1922, cuando fue creada la cátedra de "Historia Primitiva del Hombre" para el investigador alemán Hugo Obermaier (1877-1946), de gran prestigio internacional por sus trabajos sobre las cuevas paleolíticas cantábricas y el arte levantino y esquemático peninsular, en estrecha colaboración con una de las figuras fundadoras del estudio de la Prehistoria francesa y europea, el abate Henri Breuil. Obermaier era miembro fundador del Institut de Paléontologie Humaine que desde 1910 dirigía en París Marcelin Boule, y autor de la influyente obra El Hombre Fósil, cuya primera edición se publicó en Madrid en 1916.

Hugo Obermaier, Henri Breuil y Hermilio Alcalde del Río

A pesar de la oposición conservadora que existía entonces en nuestro país a los estudios prehistóricos y evolutivos, la condición de sacerdote de Obermaier, unida a su amistad con intelectuales de la talla de Ortega, Menéndez Pidal o Gómez Moreno, y aristócratas como el Duque de Alba o el Marqués de Cerralbo, facilitaron la conversión para la nueva disciplina de la cátedra que dejó vacante a su muerte Emilia Pardo Bazán en la universidad de Madrid.

 Nacionalizado español dos años después, Obermaier continuó su labor en nuestro país hasta el comienzo de la Guerra Civil en julio de 1936. Al encontrarse por esas fechas en el Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas de Oslo, decidió no regresar a España, una toma de postura provisional que los acontecimientos posteriores en Europa convirtieron en definitiva. Permaneció como profesor de la universidad suiza de Friburgo hasta su muerte el 12 de noviembre de 1946.

Con el regreso de la vida académica tras el final de la guerra, la cátedra de Historia Primitiva del Hombre fue ocupada por el arqueólogo y catedrático de Historia del Arte Julio Martínez Santaolalla, que también dirigió el recién creado Seminario de Historia Primitiva. La cátedra salió a oposición años después y fue ocupada, ya con el nombre de Prehistoria, en 1954 por Martín Almagro Basch (1911-1984), antiguo alumno de Obermaier que desde 1939-1940 había sido director del museo y catedrático de la universidad de Barcelona, además de dirigir las excavaciones y cursos de Ampurias. En el mismo año de 1954 se celebró en Madrid el IV Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas, que sirvió para convencer a las autoridades de su importancia: se introdujo así la Prehistoria como asignatura obligatoria —hasta entonces había sido voluntaria— en los planes de estudio nacionales de Filosofía y Letras de 1955.

 

Martín Almagro Basch

 

Desde esos años hasta la jubilación del profesor Almagro en 1981, la labor investigadora del departamento de Prehistoria estuvo guiada por el amplio abanico de temas tratados por su director, que ocupaban desde el Paleolítico hasta la Edad Media y que también llevaron a la arqueología española fuera de sus fronteras, con las misiones arqueológicas en Italia, Egipto, Sudán y Jordania. La labor del Departamento de Prehistoria bajo la dirección de Almagro Basch aparece así vinculada a los yacimientos de la Ría de Huelva, Ampurias, Mérida, Segóbriga, la Baja Nubia, Herakleópolis Magna, Villaricos, Cueva Chufín, Qusayr Amra o Albarracín. En 1968 los miembros del Departamento de Prehistoria eran cuatro personas (catedrático, adjunto y dos ayudantes), y en 1981 lo formaban ya 13 profesores, de los que seis eran funcionarios y siete profesores no numerarios.

El departamento de Prehistoria ha sido con posterioridad dirigido por el anteriormente catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela, profesor Carlos Alonso del Real (1914-1993), entre 1981-1984, el profesor Martín Almagro Gorbea (1984-1994), la profesora Ángeles Querol Fernández (1994-2002), la profesora Teresa Chapa Brunet (2002-2005), el profesor Gonzalo Ruiz Zapatero (2006-2010), el profesor Víctor M. Fernández Martínez (2010-2014) y el profesor Jesús Álvarez Sanchís (2014-2017).

En 2018 el Dpto. de Prehistoria se integró en el Dpto. de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología como Unidad Docente de Prehistoria. Su personal docente está formado actualmente por 16 profesores: una catedrática emérita, tres catedráticos, ocho profesores titulares de Universidad, una profesora contratada doctora, dos profesores ayudantes doctores y un profesor asociado.

Desde el año académico 2006-2007 la oferta docente del departamento se incrementó con un Máster de Arqueología, impartido en colaboración con otros tres departamentos de la UCM: Historia Antigua, Ciencias y Técnicas Historiográficas y Arqueología, e Historia de América II. En la actualidad dicho máster se ha extinguido, continuando sus enseñanzas en dos máster diferentes: Máster en Arqueología del Mediterráneo en la Antigüedad Clásica, impartido por la Unidad Docente de Arqueología y Máster en Arqueología Prehistórica, impartido desde el curso 2012-2013 por la Unidad Docente de Prehistoria en colaboración con otros departamentos de las facultades de Geografía e Historia, Ciencias Geológicas, Ciencias Biológicas, Ciencias Químicas y Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense.

Una gran variedad de temas de investigación ha seguido siendo la característica más notable del departamento: arqueología prehistórica de la Península Ibérica (con especial atención a la Edad del Hierro, el Bronce Final y el Paleolítico) y de otros países (Francia, Italia, Sudán, Etiopía, Tanzania, Marruecos), estudios de patrimonio, museología, historia de la arqueología y método y teoría arqueológicas. Siguiendo también una larga tradición, el departamento cuenta con una línea de investigación en etnología, con trabajos recientes sobre historia de la investigación, cultura tradicional, etnohistoria y, más recientemente, etnoarqueología (Etiopía y Brasil).

Desde el año 1991 se edita una revista propia, Complutum, que publicó un volumen anual hasta 2007 y dos volúmenes anuales desde 2008, uno de ellos monográfico, con trabajos dedicados a temas varios de prehistoria y arqueología. Existe asimismo la serie Complutum Extra, de carácter monográfico, de la que se han publicado 10 volúmenes. Los artículos de la revista Complutum pasan por un proceso de evaluación anónima por especialistas. La publicación ha sido catalogada en 2011 dentro del grupo de excelencia de revistas científicas españolas por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y también en 2011 ha sido aceptada dentro de la prestigiosa base de datos científica de la editorial Elsevier, Sciverse Scopus.