Retratros

NICOLAUS STENO

"Un protagonista de la Revolución Científica del XVII"

(Copenhague, 1638 – Schwerin, 1686)

Con veintiocho años y ya reconocido como un gran anatomista se estableció en la Toscana, donde los científicos de la Academia del Cimento proclamaban su devoción por el nuevo método experimental. La disección de un tiburón marcó su “inicio” como geólogo; tras probar el origen biológico de los fósiles -al identificar las famosas glosopetras como dientes de tiburón- las estudió dentro del contexto de las rocas en que se incluyen.

En su famosa obra, Prodromus, se resumen los principios de superposición, horizontalidad original y continuidad lateral, de los estratos. Demostró que la Tierra tenía una historia que podía “leerse” en las rocas. Estas ideas del XVII desembocarían en el concepto moderno de Tiempo Geológico.

 

EDUARDO HERNANDEZ PACHECO

 

FRANCISCO VIDAL Y CARETA