PORTAMUESTRAS DE PERMEÁMETRO

Portamuestras de permeámetro de carga fija: Esta pieza forma parte de un equipo, permeámetro de laboratorio, que se construyó en 1980 para la investigación y enseñanza de los alumnos del Curso de Hidrogeología “Noel Llopis,” en el tema del conocimiento y la obtención en el laboratorio de la permeabilidad de materiales terrígenos no compactados.

El equipo completo comprende: un recipiente de acero inoxidable, prismático, de 2.5 m de largo por 30 x 30 cm de sección. Este depósito tiene en un extremo la entrada de agua y en el opuesto, en su parte superior, un desagüe para obtener que la lámina de agua se mantenga constante a la misma altura. En su base hay ocho tomas de salida del agua de las que cuelgan los consiguientes tubos de goma semirrígida. En el extremo de cada uno de estos tubos se ajusta la pieza expuesta.

Esta pieza consta de tres partes: un tubo de acero inoxidable con rosca en sus dos extremos. En el superior se enrosca la pieza que conecta con el tubo de goma  correspondiente y en el extremo inferior se enrosca una pieza que lleva unos grandes orificios y en su interior una tela metálica, de apertura conveniente según el tamaño de grano que tiene la muestra a analizar. 

La muestra tomada en el sondeo, en los materiales del acuífero, se introduce en el interior del tubo y se compacta en función de la profundidad del mismo.

Puesto en marcha el sistema se espera a que el agua fluya a través de la muestra de forma continua (dicha muestra deberá estar saturada antes de empezar el ensayo, sin aire retenido entre sus poros) y se registra el volumen de agua que la ha atravesado en un tiempo determinado.

Los resultados obtenidos en los ensayos realizados se contrastaron con los obtenidos en los ensayos de bombeo con un resultado plenamente satisfactorio.

 

 perm

Más.- Noel Llopis Lladó (1911-1968)

 llopis

 

Nació  en Barcelona y ya durante sus estudios de bachillerato mostró su afición al montañismo, perteneciendo activamente a clubes de montañeros, hasta el punto que hoy día existe una vía de acceso al macizo de la Pedraforca conocida como la via Llopis. Dentro de este tema hay que resaltar la publicación de numerosas guías del Pirineo para montañeros, que publicó en la editorial Alpina y que en la actualidad se siguen utilizando.

Simultáneamente, se interesó por la Espeleología y por ese camino llegó a la Hidrogeología.

Su interés por la Naturaleza le llevó a estudiar Geología en la Universidad de Barcelona, culminando con su tesis doctoral sobre: “Contribución al conocimiento morfoestructural de las catalánides”, que marcó un hito en el cambio del trabajo geológico puramente descriptivo al de la interpretación de lo observado sobre el terreno.

En el tema de la investigación geológica hay que establecer sus temas fundamentales, siempre con el trabajo de campo como actividad fundamental básica: la Cartografía Geológica y la Hidrogeología.

En cuanto al primero, caben destacar los mapas realizados y publicados, primero las Hojas del mapa de España a escala 1:50.000 de zonas de Cataluña  y posteriormente la Cartografía geológica de Andorra a escala 1:25.000. En una etapa posterior, los mapas a escala 1:25000 de parte de Asturias, como los mapas de Oviedo, Mostayal y Monsacro. Todos ellos han sido acompañados por numerosos estudios tanto de la tectónica como de la estratigrafía.

En cuanto a la Hidrogeología, comenzó en Cataluña con la Espeleología en cuevas de los macizos del Pirineo principalmente. Cabe destacar los informes geológicos sobre la Sima de la Piedra de San Martín.  

En total se conocen un total de 197 publicaciones científicas, la mayor parte firmadas en solitario.

Su trayectoria docente comenzó en la Universidad de Barcelona, como profesor auxiliar con una dedicación especial a las salidas al campo con los alumnos; participando activamente con las entidades externas como la Institución Catalana de Geología, o el museo del Seminario Conciliar.

En 1948 obtuvo, por oposición, la plaza de Catedrático de Geología de la Universidad de Oviedo, desarrollando una gran actividad investigadora, que se plasmó en una profusión de publicaciones, sobre todo de Cartografía geológica, así como de tectónica y estratigrafía e hidrogeología kárstica, lo que dio lugar a un fuerte impulso en el  conocimiento de la Geología del Principado de Asturias 

Simultáneamente creó el Instituto de Geología Aplicada, dirigió la sección de tectónica del Instituto Lucas Mallada, jefe del Servicio Geológico del Instituto de Estudios Asturianos….

En 1960 comienza su tercera etapa, al ganar la plaza de Catedrático de Estratigrafía (que fue la primera en España con esta denominación) en la Universidad Complutense de Madrid. Su dinamismo le llevó rápidamente a montar nuevas asignaturas como la Cartografía Geológica, dotando a los estudios de Geología de una mayor implicación del campo en las enseñanzas regladas. Dentro del ámbito investigador, creó el Instituto de Geología Económica que, hoy día, sigue funcionando con otra denominación.

Cabe resaltar, en esta etapa, la creación de un curso de especialización en Hidrogeología para graduados que después de su fallecimiento recibió la denominación de Curso de Hidrogeología Noel Llopis y ha perdurado durante 35 años con gran éxito tanto en España como en Hispanoamérica, siendo un ejemplo de las relaciones entre la Universidad y las empresas de Geología.

Su dinamismo en la investigación geológica fue truncado por un desgraciado accidente de tráfico en 1968, cuando estaba realizando trabajos de campo en un sector del Tibidabo.

D. Lorenzo Vilas Minondo