Desarrollo y Cooperación (IUDC)

Institutos Universitarios

Noticias - Desarrollo y Cooperación (IUDC)

RESUMEN DEBATE ELECTORAL SOBRE COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO

14 ABR 2019 - 10:45 CET

A consecuencia de unas elecciones cada vez más cerca, los representantes de los cuatro Partidos Políticos que dominan el escenario de la política española, PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, se han reunido el miércoles 10 de abril un debate electoral en el que la cuestión giraba en torno a uno de los ámbitos dejados en el olvido durante los últimos años, la Cooperación al Desarrollo.

El acto fue organizado gracias a la Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, la Red Española de Estudios del Desarrollo (REEDES), la Asociación de Profesionales por la Calidad de la Cooperación para el Desarrollo (ACADE), la Asociación Profesional de Cooperantes, el Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo (OCUD), y el Instituto Universitario de Desarrollo y Cooperación (IUDC). Además, se contó con la colaboración de Juan Luis Sánchez, subdirector de elDiario.es, que participó como moderador.

Belén Fernández (PSOE), Sara Vilá Galán (Unidas Podemos), Miguel Ángel Panigua Núñez (PP) y Alberto Reyero Zubiri (Ciudadanos), se sentaron a debatir sobre la Agenda 2030; la necesidad de entablar consenso en materia de cooperación; la reforma de la ley de cooperación al desarrollo; y las medidas que cada partido político reflejaba en su programa electoral respecto a este ámbito.

 

Debate electoral sobre Cooperación para el Desarrollo

El pasado miércoles 10 de abril tuvo lugar el Debate electoral sobre la Cooperación y Desarrollo en la sede de la Organización de los Estados Iberoamericanos en Madrid.

En el debate participaron los representantes de los principales partidos electorales de España: Belén Fernández Casero (PSOE), Sara Vilá Galán (Unidas Podemos), Miguel Ángel Panigua Núñez (PP) y Alberto Reyero Zubiri (Ciudadanos). Como presentadores estaban presentes David Álvarez del IUDC; Maite Serrano, directora de la Coordinadora de organizaciones no gubernamentales de cooperación y desarrollo; y el subdirector de elDiario.es, Juan Luis Sánchez como moderador del debate. Además, entre el público se encontraban expertos de la cooperación y desarrollo como los miembros del IUDC o la directora de la Agencia de Cooperación y Desarrollo de España (AECID), Aina Calvo Sastre, entre otros.

El debate comenzó con la aportación de Juan Luis Sánchez, subdirector de Eldiario.es: “Se ha hablado mucho de presupuestos, pero no se ha hablado de la cooperación como parte de prioridades en España”. “Espero que este debate sea una buena forma de empezar y cambiar la situación que tiene lugar”.

Belén Fernández, que representa al Partido en el Gobierno, comenzó el debate afirmando que la cooperación siempre ha sido una herramienta fundamental para definir cuál es el papel de España en el mundo. La Agenda 2030 debe ser el referente y el marco en el que se mueve la cooperación española. En el mundo global donde los desafíos cada vez son más extremos hay que repensar qué tipo de cooperación queremos hacer y cómo abordarla mejor. En esta línea la revitalización de la cooperación española como política de estado y pública es un compromiso que tenemos todos.

Enfatizó en que, tras los últimos años de parálisis y retroceso, se entiende que no se debe abordar la cooperación española como se ha estado abordando hasta ahora. Por lo que si seguimos aplicando mecanismos tradicionales que habíamos estado aplicando hasta ahora en los países pobres la situación no mejorará. La cooperación debe ser generadora de alianzas y facilitadora de mecanismos del conocimiento mutuo.

Durante los nueve meses de gobierno, el Ejecutivo ha encontrado alianzas con otros países y ha avanzado en cooperación lo que no se había avanzado hasta ahora. El gobierno de España presentó el plan de acción en Naciones Unidas apostando por el multilateralismo y afirmó que está dispuesto a trabajar en pos de todo lo que implica el multilateralismo cooperativo. Desde dentro, ante la situación estancada de la cooperación en nuestro país se ha retomado el diálogo social con los sindicatos para abordar problemas con los trabajadores en el ámbito de la cooperación. El PSOE ha marcado el cambio e inició una senda de cooperación, afirma Belén. Es verdad que el proyecto de presupuesto general de estado no refleja lo que se ha querido que refleje, pero el camino a la recuperación se está iniciando. Afirmó que no es un camino fácil, es contrariamente muy complicado porque según PSOE tanto PP como Ciudadanos no han mostrado interés en proporcionar más a la cooperación española.

En los acuerdos sobre los presupuestos que se negoció con Podemos tampoco se dio prioridad a la cooperación y el desarrollo. Afirma que se han encontrado solos en este incremento. Aun así, ahora sí se ha dado indicios de que quieren recuperarse.

La siguiente participación ha sido la del Partido Popular representado por Miguel Ángel Panigua Núñez quien afirmó que la cooperación y el desarrollo para el partido son importantes porque las consideran la mejor carta de presentación de España ante el mundo. Aseguró que durante estos años España ha estado sumida en la recuperación tras la crisis de 2008 por lo que se había distanciado notablemente del tema de la cooperación y desarrollo. Ahora, sin embargo, ve que la situación económica española está mejorando por lo que el porcentaje destinado a la cooperación incrementará. También sostuvo que es necesario cambiar el sistema legislativo de la cooperación y el desarrollo escuchando a todas las organizaciones expertas del sector. Terminando la ponencia Miguel Ángel destacó que la Agenda 2030 tiene muchos objetivos y que su partido se compromete con ella a mejorar la vida en todo el planeta y ve que la mejor manera es abordarlo desde la cooperación.

La siguiente pregunta fue destinada al partido Unidas Podemos: ¿Qué tipo de propuesta política hacéis Sara, y por qué no estaba en su agenda la cooperación como uno de los objetivos principales?

Sara Vilá Galán afirmó que, efectivamente, la cooperación normalmente no se da en el debate electoral y que hasta ahora se conseguía consensuar en países el 0.4% del presupuesto en cooperación para 2020 y en aras de incrementarlo en el futuro. El programa electoral de Unidas Podemos se compromete a llegar al 0.5% y luego al 0.7%. Lo ven como un compromiso de España, de la Unión Europea y de las Naciones Unidas, ya que hasta ahora hemos estado incumpliendo este compromiso por lo que la política de cooperación internacional está en lo mínimo. Esto desgraciadamente nos lleva a pensar que no solo bastaría aumentar el presupuesto al 0.4%, sino que son necesarios cambios estructurales en el propio sistema de gobierno, sino no conseguiremos que la cooperación internacional sea importante. En esta línea Sara Vilá puso un ejemplo en referencia a los cambios estructurales y sistemáticos: la prohibición de productos altamente especulativos, paraísos fiscales, el establecimiento de un impuesto sobre la riqueza, la necesidad de transparencia de tratados comerciales, o el afán de que países de América Latina tengan tratados comerciales con la misma igualdad de oportunidades en cuanto a su comercio y exportación. Terminó diciendo que tenemos que hablar de que la cooperación sea una política de estado y que no se puede utilizar la crisis económica que hubo como excusa para que disminuya la cooperación.

Moderador: “¿Cuál es la opinión de los Ciudadanos acerca de la necesidad del cambio en la cooperación española?”

Ciudadanos, representado por Alberto Reyero Zubiri, afirmó que la situación de la cooperación es preocupante pues estamos en tiempos que parecen no favorecer la cooperación internacional. Afirma que es importante que la cooperación sea una política de estado de verdad y que en torno a ella haya consenso. Es fundamental que esté en los programas electorales y que se le destine un mayor presupuesto. La realidad en España es que incluso con el cambio del gobierno no se ha modificado el porcentaje del presupuesto destinado a la cooperación, por ello Ciudadanos ve difícil cumplir con el compromiso de llegar al 0.4% para el año 2020. También afirmó que son necesarios cambios legislativos e institucionales. Hay que poner énfasis en la rendición de cuentas, pues ahora la cooperación y el desarrollo tienen un efecto perverso en los políticos, pues si hacemos recortes en cooperación apenas nadie protesta, sin embargo, si lo hacemos en la educación y sociedad “la calle salta”.

Ciudadanos, seguidamente, obtuvo contestación del Partido Socialista, alegando que ellos han iniciado una senda de recuperación y recordó a Ciudadanos que las cantidades asignadas en el presupuesto actual a la cooperación son las que negociaron ellos mismos (Ciudadanos), por lo que no tienen legitimidad para exigir cantidades mayores. Están de acuerdo en que la cooperación tiene que ser una política de Estado y que debe generarse consenso en este sector.

Tras estas aportaciones el Moderador lanzó una serie de preguntas de la cooperación como política internacional: ¿Realmente se están usando los presupuestos de cooperación para hacer política internacional o este presupuesto se destina a otras cosas? ¿A su juicio, qué habría que cambiar?

Alberto Reyero Zubiri afirmó que, es verdad que muchas veces se contribuye a otras actividades que hacen que los países se desarrollen haciendo otros tipos de cosas que al fin y al cabo siguen contribuyendo a la cooperación. A su juicio hay que concentrarse mayoritariamente en el papel de la AECID y en la cooperación descentralizada. También ha afirmado que ha habido mucho trabajo voluntario en el tema de la cooperación desde las administraciones locales, pero también ha habido problemas de dispersión y de duplicidad. Afirma que AECID debe tener papel coordinador de este esfuerzo de levantar la cooperación. También Ciudadanos cree que hay que repensar la efectividad y los fondos que deben llegar a la cooperación y esto debe hacerse a través del consenso de todos partidos políticos.

En esta línea Unidas Podemos mostró su gratitud por la existencia de ONGs, de los Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y las demás organizaciones que actúan en el campo de la cooperación, y que han llevado a cabo proyectos de cooperación internacional. Además, las encuestas han puesto de manifiesto que la sociedad española es una de las más solidarias, por lo que la propia sociedad ha conseguido hasta ahora mantener la cooperación internacional a pesar de los recortes del Estado.

Mostró la preocupación de la situación mundial y de que realmente son necesarias más políticas públicas. Las organizaciones sociales como las feministas, organizaciones medioambientales que se han organizado y han salido a reivindicar sus derechos deben ser ejemplo para la organización de la cooperación y más ahora con problemas como la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que era uno de los mayores donantes a la cooperación. Ahora los estados miembros deberán hacer un esfuerzo doble para suplir ese apoyo. Las prioridades de la Unión Europea actualmente se centran más en aspectos relacionados con la seguridad y ámbitos estratégicos, que en la cooperación en sí misma. Por ello tenemos que reorientarnos, ser más multilaterales y promover la paz, el cambio climático y los Derechos Humanos.

A continuación, el subdirector de elDiario.es, lanzó una pregunta particular al representante del Partido Popular, en la cual hacía alusión en la profundización de la política de cooperación en materia de flujos financieros que en su programa electoral aparece reflejado.

Miguel Ángel respondió que hace referencia a un modelo que ha funcionado en España desde el gobierno socialista de Zapatero, con la finalidad de crear sociedades estables que no tengan la necesidad de emigrar.

La siguiente cuestión giró en torno al papel que desarrollan los fondos privados en la cooperación. El PSOE partió de la base de que la cooperación financiera es una realidad, por ello es importante abrir un debate sobre cómo abordarla, garantizar que sirva realmente para hacer políticas para el desarrollo, y que avalen la eficacia de la ayuda.

Unidas Podemos hizo referencia a la multitud de declaraciones xenófobas que se han oído, con respecto a la migración, por parte de ciertos líderes políticos, destacando el importante papel que han desempañado las ONGs en muchos de los casos, alegando el incumplimiento por parte de numerosos Estados europeos del derecho internacional en materia de refugiados. “Que la Unión Europea lo haga, no nos excluye de que nosotros podamos hacer más y mejor, son necesarios más recursos y dar más participación a ONGs especializadas”, concluía.

El debate prosiguió en torno a la posibilidad de España de ponerse a la cabeza en materia de Derechos Humanos, debido a que las últimas encuestas situaban al país como uno de los menos homófonos, más liberal, solidario, etc. O si, por el contrario, el engranaje de la Unión Europea impediría su reconocimiento y liderazgo.

Belén Fernández señaló que es algo que ya estamos consiguiendo, debido a que España es un claro impulsor de la Agenda 2030 en la Unión Europea y de la coherencia de políticas. Recalcó que en los últimos nueve meses se han conseguido asentar las bases que están convirtiendo a España en un referente de muchas materias dentro de la Unión Europea. Ciudadanos, por su parte, aseguró que, “tenemos una oportunidad de oro con la situación de Gran Bretaña y el Brexit, y de Italia con el auge de los populismos. “España puede jugar un papel importante junto con Francia y Alemania”. Por el contrario, la representante de Unidas Podemos recalcaba que España cuenta con poca credibilidad en este aspecto, “hay muchos deberes que hacer en casa”, aclaraba. Por su parte, Miguel Ángel, consideró que no se ha perdido credibilidad, sino posición dentro de la Unión Europea, por ello es importante reforzar la imagen de la Unión en su conjunto en este aspecto, ya que es uno de los grandes referentes mundiales en políticas de cooperación al desarrollo.

Juan Luis Sánchez, a continuación, preguntó si es necesario hacer cambios sistémicos y estructurales en materia de cooperación, y ¿qué es lo que se ha de reconstruir?

El Partido Socialista considera primordial aprobar una nueva ley de cooperación, una política de Estado con una estructura institucional, y también abordar el papel de la cooperación financiera; impulsar las alianzas, o llevar a cabo un desarrollo normativo. A esto, el moderador preguntó en qué podrían ponerse de acuerdo el PP y el PSOE, así como el resto de partidos.

La conclusión a la que se llegó entre todos fue, en primer lugar, la necesidad de elaborar una nueva ley de cooperación, debido a que la actual la encontraban bastante obsoleta; la necesidad de poner en marcha mejores mecanismos de cooperación financiera; así como reformar las instituciones.

El acto se cerraría con una ronda de preguntas, en las que cinco de ellas serían lanzadas por miembros de las organizaciones allí presentes: La Coordinadora; Asociación de Profesionales de la Calidad de Ayuda al Desarrollo; Red Española de Estudios al Desarrollo; Asociación de Profesionales de la Cooperación; y el Observatorio de Cooperación Universitaria al Desarrollo.

La primera cuestión hacía referencia a cuál era la prioridad de trabajar por alcanzar un Pacto de Estado para recuperar la política de cooperación española. En segundo lugar, se habló de la necesidad de reformar el Estatuto del Cooperante. A continuación, si los distintos partidos veían factible la creación de un área de estudios al desarrollo. Se preguntó sobre si se tiene constancia de cuál es la institucionalidad que están buscando y el papel de las organizaciones en la cooperación. Y por último se abordó el cómo sería posible impulsar una educación comprometida con la Agenda 2030.

Ciudadanos respondió que un Pacto de Estado no sólo debería incluir a los partidos políticos sino también a la sociedad civil organizada. Por su parte Unidas Podemos consideraba necesario rehacer el Estatuto del Cooperante igualando las condiciones del personal, y defender a aquellos que están defendiendo los derechos humanos. PSOE estimó importante retomar el debate de las instituciones, reforzando a organismos como la AECID, e incluso potenciar su papel. Y el Partido Popular aseguraba la necesidad de crear áreas de estudios y fomentar el conocimiento que nace de las Universidades, ya que son la fuente de pensamiento del futuro de un país.

Para finalizar, se abrió la ronda de preguntas al público, el cual puso el énfasis en la posibilidad de abrir una nueva cooperación que apueste por el medio ambiente y el feminismo; una posible separación de la arquitectura institucional de la cooperación al desarrollo; o qué pensaba hacer cada partido con la “ley mordaza”. Estas serían algunas de las cuestiones que pondrían fin al debate y al encuentro.

RESUMEN DEBATE ELECTORAL SOBRE COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO - 1

Todas las noticias »