Portada » los encuentros » Historias de Chicho

Historias de Chicho


Pasión por Chicho

Que la universidad le dedique un encuentro a Ibáñez Serrador no debería ser noticia, la noticia es que no protagonice seminarios, cursos, asignaturas completas... Por su talento, pero también porque ha fraguado la historia audiovisual de este país al tiempo que pasaba de la radio comunitaria en el patio de vecinos a los primeros aparatos comprados a plazos en blanco y negro.

Y siguió después con un concurso que era un mundo en sí mismo, un ecosistema televisivo que une a aquellas generaciones analfabetas en el audiovisual con los hoy tan de moda “yofuialaegb” y siguientes.

Aun así, la pregunta flotaba en el aire… Levantad la mano aquellos de vosotros que conocéis a Chicho, solicitaba Luis Larrodera en el encuentros complutense Historias de Chicho y el público se dividía en dos sectores claramente diferenciados por la edad.

Para remediar este lapsus generacional “Historias de Chicho” contó con protagonistas que sumaban conocimiento, pasión y muchas ganas de transmitir esta herencia viva y reciente y que, a pesar de ser reivindicada por directores como Alex de la Iglesia o Bayona, parece a veces desvanecerse en lo efímero del consumo audiovisual actual.

Da para una tesis

Historias de Chicho da para muchas entregas, pero la que realizamos en colaboración con Prointel, recogió capítulos fundamentales. Aída Cordero, apasionada de Narciso Ibáñez Serrador hasta el punto de dedicarle su tesis, explicaba sus aportaciones a un cine, el del terror, para el que no había tradición en España y en el que “Chicho fue pionero en introducir estos géneros”. De su primera película, “La Residencia”, esta doctora en Historia del cine destaca que “es un prodigio de sutilezas”, a pesar de la censura, y resalta que tuvo “tres millones de espectadores”, una cifra comparable a las películas más exitosas de este momento. “Quentin Tarantino y Speilberg admiran a Ibañez Serrador”, recuerda Luis Larrodera, “con solo dos películas” y Carlos Urrutia se lamenta: “quizá, por el Un, dos, tres... hemos perdido un gran realizador de historias”.

Recopilación de su memoria

El actor que nos llevó desde los orígenes de su trayectoria profesional hasta el mítico concurso, está recopilando información para una biografía con tanta dedicación que hasta el hijo de Chicho, Alejandro, le consulta durante el encuentro. Con Urrutia conocimos sus impresionantes cifras (“más de 350 guiones hechos solo para televisión, programas estrenados en los cinco continentes,…) y una advertencia: “cuando el éxito se convierte en rutina nos encontramos ante alguien digno de estudio”.

Alguien, que en palabras de Urrutia fue “el Big Bang de la televisión en España” y al que Larrodera define como un “personaje apasionante como genio de la comunicación y padre de la televisión en este país”. De Chicho Ibáñez tampoco hay que olvidar su faceta teatral, hasta la gran Margarita Xirgu “exigió que Chicho –con 23 años- la dirigiera en su aparición en televisión”, recuerda Urrutia.

El concurso que se apoderaba de un país

Pero el Un, dos, tres se apoderó de la trayectoria de Ibáñez Serrador y de casi todo un país. “Conseguía que los españoles cenaran antes, estuvieran calladitos y viajaran en familia” explica Luis Larrodera, el hasta ahora último presentador del concurso y “cambiaba la vida a todo el que aparecía allí”. Larrodera realizó un viaje por los años del ‘UN, DOS, TRES… ¡RESPONDA OTRA VEZ!’, sus presentadores, artistas participantes… y destacaba, por ejemplo, la aparición de una mujer como presentadora: “con la elección de Mayra Gómez Kemp seguro que sonaron los teléfonos. En 1982 el Un, dos, tres... era un programa de mujeres”.

Llegando al final “que es por donde hay que empezar” una historia (consejo que Narciso Ibáñez Serrador daba a su hijo Alejandro), el tercero de la saga explicó su infancia en los rodajes. "¿Papá qué c... es un paneo?", de estas y otras preguntas le viene la vocación con la que ahora dirige Prointel, la productora que fundó el propio Chicho. Atesoran muchas lecciones en torno a la tele y al arte de contar: “Las historias de terror o asustan o dan miedo -comenta Alejandro Ibáñez que le explica su padre- Es más difícil dar miedo que asustar. Historias para no dormir daba miedo”.

Con cine, con teatro, con televisión... con pasión y sin miedo, ¡no os perdáis todas las entregas de Historias de Chicho! en  UCM directo 

Celia Sánchez
22 de febrero 2017, 
 

más info en 

 



Fecha: 22 febrero 2017, 11 horas

Lugar: Facultad de Ciencias de la Información Edificio aulario. Sala de conferencias

Intervienen: Carlos Urrutia (actor y biógrafo), Luis Larrodera (presentador, actor y monologuista) y Alejandro Ibáñez (Productor-realizador y CEO Prointel)

Introducción: Aída Cordero (DEIC UCM e investigadora)





Carlos Urrutia está documentando la historia y obra de Narciso Ibáñez Serrador para publicar su biografía. Este actor, director y locutor ha compartido escenarios con él en "Aprobado en castidad" de Luis de Peñafiel -que dirigió en 2001- y participado en "El Aguila y la niebla", de la que Chicho es autor y dirigió en 2002.

En el teatro, Urrutia -licenciado en Arte Dramático- cuenta con más de 25 obras estrenadas  a las órdenes de Gustavo Pérez Puig o Denis Rafter, entre otros. Comparte también faceta televisiva con su biografiado y ha participado en series como “Al salir de clase” (1997-2002), “Luna Negra”, “La verdad de Laura”, “El comisario”, “Desaparecida” (2007-2008) o “La que se avecina”.

Carlos Urrutia nos narrará la vida de Chicho desde sus tempranos inicios en Argentina a sus primeras etapas profesionales en España y abordará también su vertiente como cineasta.

 

 

Luis Larrodera se define como presentador, actor y monologuista y en esta última versión cita a Mark Twain: “La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa”. Empezar a los 15 años como locutor le ha permitido desarrollar una variada y dilatada carrera entorno a los medios y la interpretación. En la tele: desde el 99 en Antena Aragón, pasando por el “Un, dos, tres” en 2004 o los programas “Alta tensión” (concurso de Cuatro) o “La gran oportunidad y “Pánico en el plató” en Antena 3 y más recientemente “La hora de José Mota“ en TVE.

Como actor debuta en la tercera entrega de Torrente y participa en largos, cortos y series desde entonces, sin abandonar la radio -ya en Madrid y en RNE- con “El ombligo de la luna” (2005) y “Nunca es tarde” (2013). Tiene monólogo propio en los escenarios, “Monólogos urbanos y otras leyendas” y prepara una segunda entrega.

Luis Larrodera nos explicará su experiencia con el maestro Ibáñez Serrador y cómo conjuró al destino para cumplir su sueño infantil de presentar el “Un, dos, tres…” y éste se materializó en una llamada del propio Chicho que para la ocasión le rebautizó Roderas.

  

Alejandro Ibáñez Nauta es CEO y director-realizador de Prointel, Alejandro es también hijo de Narciso Ibáñez Serrador y nieto de Ibáñez Menta. Su infancia se alternaba entre el colegio y los platós donde vivió de primera mano el mundo de la producción televisiva de grandes formatos de la mano de su padre. Licenciado en Publicidad por la Miami Ad School, Alejandro confiesa haber pasado "por todos los trabajos temporales imaginables de cualquier joven estudiante que se precie". Actualmente y con la intención de relanzar la productora, lleva las riendas de Prointel, ideando nuevos formatos y proyectos y trabajando mano a mano con su equipo para dar continuidad a la factoría Ibáñez Serrador. 

Alejandro nos contará cómo vivió en su niñez esos emblemáticos programas de éxito y las dificultades y retos a los que se enfrenta una productora hoy día para mantener su vigencia en el mercado televisivo.

 

 


Aída Cordero
 es doctora en Ciencias de la Información, con una tesis dedicada a Chicho Ibáñez Serrador en su faceta de creador de terror tanto en televisión como en cine (Aportaciones de Narciso Ibáñez Serrador al cine fantástico-terrorífico español), y licenciada en Comunicación Audiovisual.

Actualmente compagina su labor de investigadora audiovisual con su trabajo en el Departamento de Estudios e Imagen Corporativa de la Universidad Complutense de Madrid, al que pertenece desde hace doce años. Ha sido, además, colaboradora habitual en radio (RNE) y medios escritos nacionales (El País) y es fotógrafa musical.

Aída, que combina lo académico y lo práctico en su pasión por el audivisual, nos explicará lo que descubrió estudiando la obra de Ibáñez Serrador.