Portada » los encuentros » Encuentros: nuevos escenarios

Encuentros: nuevos escenarios

Los usuarios rompen el telón de cristal

en #nuevosescenariosEC con @maratorres_ y  @ajpaniagua

Cuando ya no es ofensivo mirar el móvil en una conferencia, cuando su éxito se mide por las caras iluminadas de oyentes tuiteando o podemos analizar de forma seria la crisis inmobiliaria a través de un videojuego, es que estamos ante nuevos escenarios. En encuentros complutense los hemos recorrido con Mara Torres y Arturo Paniagua.

Fotografía: Tribuna Complutense

La conductora de #La2N ha vivido de forma natural el paso de “la pantalla negra con teclas verdes” al "primer informativo con fans en Facebook”, pasando por los “chatines” de “Hablar por hablar”. Arturo Paniagua dice estar en “el mejor sitio donde se puede trabajar ahora mismo en el periodismo”, el LAB de RTVE.es. Y ambos quisieron empezar por el final de esta historia para que, “como en COU”, no nos perdiéramos la transición.

Resulta que ahora todos somos “usuarios”. Mara preguntaba por qué no somos ya oyentes o espectadores. Arturo, desde el LAB, nos explica: “Al final esto es analítica. ¿Cómo se mide quién entra en una página web?: siempre se ha dicho usuario. Llevamos desde 2011 luchando para que el usuario sea una parte activa de la historia, queremos darle valor a la persona que está al otro lado de la pantalla. Hemos desarrollado narrativas muy interactivas convirtiendo en principal la acción del usuario, hacemos periodismo de datos, buscando las grandes historias detrás de los números, siempre aprovechando las ventajas que da Internet”.

Entre lenguajes y narrativas que convergen, para Torres “lo más importante es que se ha caído ese telón de cristal que existía entre el emisor y el receptor. Hasta la llegada de las redes no teníamos el feed back de lo que estaba ocurriendo en tiempo real. Con las redes ese cristal, esa cuarta pared de la que hablaban en el teatro, desaparece. Eso ha cambiado nuestra forma de dar información y al espectador de recibirla, formamos parte de un todo”.

Contagio y vértigo

Un todo que no deja de crear dilemas profesionales. “Cuando hacía ‘Hablar por hablar’ -nos explica Mara Torres-, el primer programa tradicional que que incorporó un chat en tiempo real (en 2001), recuerdo que una de las cosas que más me hacían pensar era qué importancia le daba, en un programa que tenía un millón de oyentes y 200 personas conectadas al chat. En comparación con el millón de oyentes eran muy poco, pero me acababan influyendo más de la cuenta”.

Aquí entra en juego el efecto contagio de una red social. “Cuando uno ponía zzz, la pantalla entera se llenaba de gente que decía que se estaba durmiendo. Y yo pensaba: a mí me parece interesante lo que me están contando, hago caso a mi criterio profesional o hago caso a estos 200 que me están influyendo más de la cuenta –continua-. Les quería y les odiaba”.

Otra dificultad es manejar el vértigo que introduce la red “la sensación que tiene el que está conectado a la red no es la misma que la que tiene el que está conectado sólo al medio. Tiene muy activa la neurona, está en un espacio vertiginoso, donde hay, por ejemplo en Twitter, miles de personas opinando. Nada tiene que ver con el que está solo en su casa escuchando. Los profesionales estamos en esa transición, ¿para quién haces el programa?”, reflexiona Mara.

De modernos y segundas pantallas

Lo cierto es que ambos escenarios conviven en los medios y en todos los ámbitos. “Fuiste pionera -apunta Arturo Paniagua sobre aquel primer chat radiofónico-. Era un pequeño ejemplo de lo que ocurre ahora de una forma más masiva con Twitter, la gente se sienta al lado de la televisión a comentar todo el rato en una pequeña pantallita lo que está pasando en una grande, es lo que se llama segunda pantalla, algo super habitual”. Y entre pantalla y pantalla se pregunta: “Qué tan representativo es lo que se dice en Twitter del mundo real; porque en Twitter todos somos muy modernos, muy simpáticos, muy a la última, pero luego ves que en Spotify el género musical más consumido es el reggaetón. No sé hasta qué punto tenemos que hacer el contenido centrado en lo que dice el usuario”.

Aunque el efecto contagio también tiene sus ventajas: el periodismo ciudadano como una fuente más, la curación de contenidos, la posibilidad de verificar en tiempo real,…  “La historia es sagrada. Esto lo repite mi jefa de forma constante y al final he terminado por darle la razón –reconoce Arturo- La historia es lo importante, y nosotros como periodistas tenemos que saber cómo enfocar esa historia, cómo distribuir, cómo mostrarla al mundo;  pero el elemento participativo la enriquece mucho y también provoca un efecto contagio, la gente se siente halagada, representada y lo hace aún más grande”.

Dejamos nosotros también el principio del encuentro para cerrar. El Rector, Carlos Andradas, se encargó de dar  paso a estos dos comunicadores de distintas generaciones y Arturo Paniagua le arrancó un compromiso. Andradas: “Arturo, experto en el mundo que a algunos nos pilla un poquito nuevo de las redes, de los blogs,…” Paniagua: “Todo es ponerse”. Andradas: “Me pondré, no te preocupes, en eso estamos”.

28/01/2016 Sala de exposiciones c arte c


Encuentros: nuevos escenarios

Vimos con Mara

Mucho Mega "un cortometraje de Torres y Reyes, programa pionero en su contenido en el que tuvimos el privilegio de que directores  punteros rodaban gratis para nosotros"


Vimos con Arturo

 Juega a MonteLab 

En el videojuego "queríamos contar la historia de la crisis inmobiliaria, reflejar esos dramas de la gente que se queda con un piso en una urbanización fantasma a medio terminar"

Leer más...