Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

El retorno bienal para hablar de la India

30 años de recuerdos: Pedro Carrero

2 MAR 2017 - 09:16 CET

Si la rueda −el dharma-chakra− que figura en el centro de la bandera de la India, que torna y gira sobre sí misma, representa la ley universal y el deber moral, con movimientos regulares y cíclicos, será de justicia decir que nuestros cursos de verano sobre la India tienen algo de ese símbolo y su dinamismo, pues se celebran cada dos años dentro de los organizados por la Universidad Complutense de Madrid. Es algo así como un pequeño eterno retorno. Desde 1996 hasta hoy se han sucedido, como los palos de una rueda que gira, nada menos que once cursos de verano sobre la India, si contamos el que tendrá lugar en este 2017. Desde 1999 han tenido un carácter bienal Los dos primeros se celebraron en Aguadulce (Almería), cuando la UCM tenía allí una avanzada de sus cursos de verano. En el escenario inmediato: el mar. Desde 2001, el escenario cambia  a la montaña y nos trasladamos a San Lorenzo de El Escorial.

Dedicar un curso de verano a un país no suele ser habitual. Además, la India es mucho más que un país: es todo un subcontinente. A pesar de su inmensidad, algo vertebra poderosamente todo un mosaico de estados, regiones, culturas, idiomas y dialectos, de manera que desde el Himalaya hasta el cabo Comorín se siente la India y todos sus habitantes se sienten indios. A esa diversidad y enormidad nos hemos dedicado cada dos años, a ese gigante asiático nos hemos acercado aportando cada uno de nosotros, en nuestra respectiva área de conocimiento, lo mejor de nuestros estudios, de nuestras investigaciones. Así que filosofía, religión, mitología, historia, geografía, viajes, arte, filología, literatura, comunicación, cine, música y danza, política, sociología, jurisprudencia, economía, informática, relaciones internacionales y otras áreas y subáreas de conocimiento han sido abordadas por eminentes especialistas, configurando unos cursos de verano muy variados en su temática. Son muchos los ponentes  e invitados a las mesas redondas que han desfilado por los cursos a lo largo de todos estos años, así como muy numerosos los alumnos matriculados. Desde aquí quiero enviar a todos nuestro agradecimiento.

Cuando creamos el Instituto de Indología en 1995 no era mucho lo que se conocía en España sobre la India. En poco tiempo, en el transcurso de estos últimos años, la India se ha consolidado como una potencia económica emergente, creciendo a un ritmo acelerado, y su repercusión en nuestro país y en el resto del mundo ha ido en aumento. Ya no es ese país lejano, misterioso y desconocido. Todo ese proceso lo hemos vivido intensamente en las actividades del Instituto, y muy especialmente en nuestros cursos de verano de El Escorial.

Ahora vuelvo la vista atrás y veo a nuestros alumnos en el aula, en los pasillos, en los comedores, en el vestíbulo y en los jardines adyacentes, preguntando, comentando, contando sus experiencias. Ese mundo que se vive fuera del aula es tan importante como las conferencias, pues ahí es donde se palpa la realidad y el entusiasmo por la India de nuestro principal destinatario y razón de ser: el alumnado.

Y buena parte de todo esto que hacemos no habría sido posible sin la inestimable colaboración de nuestro amigo, compañero y mecenas Rafael Iruzubieta, co-director de los cursos y fundador y presidente de honor del Instituto de Indología.

 Pedro Carrero Eras. Presidente del Instituto de Indología

Director de los cursos de verano sobre la India

El retorno bienal para hablar de la India - 1

Todas las noticias »