Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 7 de agosto de 2020

Inicio

El coro de la Complutense participa en el Gaudeamus Challenge

Giulia Ravaioli, presidenta del Colegio de Música de la Universidad de Bolonia, se puso en contacto con la vicerrectora de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria de la UCM, Isabel García Fernández, como responsable del área, y con el coro, para informar sobre el proyecto Gaudeamus Challenge y para plantear la posibilidad de que se uniese nuestra universidad "a esta versión virtual del himno universitario como símbolo de unidad de todas las universidades del mundo". Isabel Moreno, vicepresidenta del coro, cuenta que desde que se pararon abruptamente las clases en la universidad por la COVID-19, a principios de marzo, estaban deseando ensayar e incluso habían hecho una obra de Palestrina con audios de whatsapp, "que no quedó demasiado mal, ya que incluso salió en Radio Clásica". Por eso, en cuanto surgió esta oportunidad de cantar el Gaudeamus a coro con otras diez universidades europeas no se dudó ni un momento en unirse a la iniciativa, sobre todo porque ha servido para unir las voces complutenses con las de otros compañeros europeos en un mismo proyecto, algo que es deseable, pero que no es demasiado habitual.

 

Para participar en el Gaudeamus Challenge cada miembro del coro que quiso participar tuvo que grabarse el vídeo en su casa con la base que les pasaron desde la Universidad de Bolonia, en la que había que estar atentos al tempo, a la rítmica y la melodía de la soprano, prestando atención a que había una desaceleración al final.

 

Aunque, como asegura Isabel Moreno, "la base estaba adaptada, en este caso, al Gaudeamus que hace el coro complutense en los actos académicos, porque cada coro universitario tiene una versión". Para ello, la Universidad de Bolonia pidió previamente a todos los participantes su partitura porque entendieron perfectamente que "cada uno lo interpreta a su manera, y adaptaron el acompañamiento musical que se oye de fondo en función de cada partitura enviada, de tal manera que el resultado final para unificar todas las voces fue fruto de un gran trabajo".

 

Del coro de la UCM han participado veinte de los cuarenta y cinco miembros que forman parte. "A algunos les daría vergüenza cantar solos o no tendrían posibilidad de grabarse con un dispositivo mientras tenían la música puesta en otro, pero de todos modos una participación de casi el 50% del coro en una actividad de este tipo es bastante alta, hubo además quien envió unos archivos con mucha calidad", añade Moreno.

 

Para la responsable del coro, "el resultado es muy emotivo, incluso para las personas que no han participado, además ha servido para sentirse cerca de los compañeros europeos, del resto de los coros universitarios, con los que casi nunca hay contacto". Es cierto que el año pasado estuvieron a punto de tener un encuentro con la Universidad de Bolonia, pero finalmente no se pudo hacer, así que desean que "este encuentro virtual sea el comienzo para un encuentro físico cuando se pueda".

 

Aparte de la Universidad Complutense y la de Bolonia, en el Gaudeamus Challenge han participado otros nueve coros, de la Universidad de Coimbra, la Universidad de Parma, el Coro Harmonia del Ateneo Barese (Bari), la Universidad de Innsbruck, las Universidades de París, la Universidad de Poitiers, la Universidad de Lovaina, la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y la Universidad de Padua.

 

Reconoce Moreno que el de la UCM es un coro aficionado, pero "suena muy bien, y ojalá que este reto sirva de muestra y de gancho para que la gente venga a los conciertos y se apunten muchos más estudiantes". El coro está formado por gente que era semiprofesional y que había estudiado canto durante años, pero "también había quien no había cantado en su vida, que no sabe leer una partitura, pero tiene muy buena voz y como en el coro no se trata de destacar sobre el resto, sino de cantar todos en armonía hay gente que funciona muy bien aunque no sepa leer partituras. En principio se exige saber música, pero sólo entre comillas, así que hay perfiles muy variados".

 

Todavía no saben en qué condiciones podrán volver al paraninfo de San Bernardo a partir de septiembre para ensayar, pero tienen claro que la seguridad es lo primero. Confiesa Moreno que frente a otras opciones musicales "en un coro no se puede ensayar on line porque suele haber un desfase entre los micrófonos, y así es imposible cantar". Confían, por tanto, que en breve puedan juntarse de nuevo, para poner el toque musical en todos los actos académicos presenciales que tanto se echan de menos.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685