¿Quién puede acudir?

Cualquier miembro de la comunidad universitaria, a título individual o colectivamente, puede acudir a la  Defensora del Universitario, siempre que invoque un interés legítimo. La Defensora impulsará el desarrollo de los procedimientos hasta su resolución.

 

La Defensora también puede actuar por iniciativa propia, si lo considera oportuno y conveniente.