Noticias - Inforadio - Facultad de CC. de la Información

Un estudio realizado por la Universidad Complutense revela que la especie bovina comparte con los seres humanos los genes de agresividad

La colaboración entre la empresa Nuestro Buey Wagyu y un conjunto de universidades liderado por la Universidad Complutense de Madrid, ha permitido demostrar como ambas especies comparten genes de agresividad presentes en la corteza

30 abr 2021 - 17:37 CET

Gracias a una Investigación llevada a cabo por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), se ha podido demostrar que el ganado de raza de Lidia comparte con el hombre genes y rutas metabólicas asociadas a comportamiento agresivos.

Paulina García Eusebi, investigadora del Servicio de Genética de la UCM y primera autora del proyecto, ha estudiado las diferencias de expresión genómica entre algunos ejemplares agresivos de la raza bovina de Lidia y bovinos menos agresivos, como los de raza comercial de Wagyu; demostrando que en el cerebro de los toros de la raza de Lida hay 18 genes promotores y 278 supresores de respuestas agresivas.

Gracias a este descubrimiento, según García Eusebi, se abre la posibilidad de entender mejor los mecanismos genéticos subyacentes, delineando así un nuevo modelo experimental en la especie bovina.

La importancia de este descubrimiento ha llamado la atención de La revista científica BMC Genomics, que ha publicado algunos artículos sobre la identificación de la vía metabólica de la Pesenilina y el gen receptor de Dopamina D2, ambos involucrados en el desarrollo de comportamiento patológico agresivo humano.

La colaboración con la empresa Nuestro Buey Wagyu, ha permitido a los investigadores estudiar detalladamente las muestras de la corteza prefrontal de estos ejemplares, así como la colaboración de los veterinarios de Las Ventas; en un arduo trabajo que ha durado 3 años.

A demás, como señala Susana Dunner, directora del grupo Nutrigenómica Animal de la UCM y coautora del estudio; este proyecto deja importantes evidencias “para el estudio de patologías relacionadas con conductas agresivas en la especie humana, proporcionando un nuevo modelo animal que, a diferencia de los que se han utilizado hasta ahora, cuenta con un largo proceso de selección”.

Así mismo, estas veterinarias creen en  la necesidad de empezar una nueva investigación sobre otras estructuras asociadas a los comportamientos agresivos, como la amígdala, el hipocampo o el hipotálamo.

Junto a la UCM, destaca el trabajo de la Universidad de Barcelona (UB), el Instituto de Investigación de Sistemas Complejos (UBICS) y la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA).   

 

Un estudio realizado por la Universidad Complutense revela que la especie bovina comparte con los seres humanos los genes de agresividad - 1

Volver »