Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Ridao destaca el valor de la obra de Azaña al margen de sus lectores

11 JUL 2019 - 18:47 CET

Roberto Orellana / Foto: Nacho Calonge 

“Azaña es un escritor sin lectores, ¿y qué? ¿Qué importa? Lo importante es el valor de las obras. ¿Cuántos siglos pasaron para que reconociéramos a Góngora?”. Así de contundente se mostró el escritor y diplomático José María Ridao durante su intervención en el  curso Ortega, Azaña y El Escorial, dirigido por el profesor Fernando R. Lafuente. Ridao, que hizo un recorrido sobre la obra y figura del presidente de la Segunda República, profundizó principalmente en su faceta política e intelectual a través de sus ensayos.

Durante la conferencia, revisó varios conceptos sobre la creación del presidente y aludió, entre otros autores, a Rafael del Águila  y su libro “Sócrates furioso”. “Los intelectuales que tratan de hablar de política están furiosos porque la política no les hace caso. Azaña nunca puede ser eso porque por su doble condición siempre sabía la importancia de determinadas palabras y las consecuencias de la acción política”, apuntó Ridao.

Azaña, según el escritor, como intelectual cultivó casi todos los géneros y recuperó muchos olvidados;  y como político intentó resolver el problema “sangrante” entre españoles, como se refleja en algunos ensayos, entre ellos “Las causas de la guerra”.

Ridao también se refirió a la España influida por el romanticismo europeo para analizar la postura de Azaña que puso en cuestión la visión romántica, aunque no la censuró. Según el diplomático,  entendía su sentido aunque no participó de ella. Esta capacidad de revisión se inicia con la novela “En el jardín de los frailes”, donde “Azaña desarrolla un drama paralelo que tiene como desenlace el desengaño del joven en relación a cómo se cuenta la historia de su país”.  Para Ridao, la aportación del cuestionamiento de Azaña no es solo literaria, sino también ideológica.

La conferencia abordó la obra del presidente de la II República más allá de lo que Ridao reconoce como dificultades para comprenderla y de las críticas desde el mundo político que le tachan de “político fracasado”. “No se presta atención al contexto. También era el fracaso de los hombres de aquella España, de Europa”, afirmó el ponente.

Ridao destaca el valor de la obra de Azaña al margen de sus lectores - 1

Todas las noticias »