Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Reformar la Constitución para actualizarla

17 JUL 2018 - 14:14 CET

Ángel Aranda / Foto: Alfredo Matilla

El que fuera diputado constituyente por el PSOE, Enrique Barón, se mostró partidario de reformar la Constitución de 1978 en cuestiones que entonces quedaron en el aire y otras que han ido surgiendo a lo largo de los años, como la igualdad de género en la sucesión a la jefatura del Estado, la reforma del Senado, la inclusión de Europa en el texto constitucional o elaborar una nueva definición de las competencias autonómicas. Sin embargo, Barón rechazó atender las aspiraciones independentistas de algunos territorios porque, a su juicio, no se trata de una demanda de determinadas comunidades autónomas, sino solo de los nacionalistas, que “son solo una parte de la población y no tienen ese derecho”, afirmó.

El también expresidente del Parlamento Europeo, que participó en el curso de Madrid La reforma constitucional en la Unión Europea y en España, dirigido por el catedrático de la UCM Miguel Martínez Cuadrado, apuntó que durante los últimos 40 años “el mundo ha cambiado mucho”, por lo que conviene “resetar la Constitución” y que “no se trata de un trabajo difícil si hay voluntad de hacerlo”.

Para Enrique Barón las diferencias que se dan en el actual marco parlamentario español no tendrían por qué ser un obstáculo insalvable, ya que “en 1977 era mucho más complicado porque veníamos de una dictadura y una guerra civil. Yo creo que la dificultad está ahora precisamente en que lo tienen más fácil”.

En este sentido, Barón señaló que unos grupos políticos tienen al respecto más voluntad de consenso que otros, y puso como ejemplo su reciente comparecencia en la Comisión Parlamentaria para la Reforma del Estado Autonómico, a la que no acudieron formaciones como Ciudadanos o los nacionalistas. El político socialista señaló que en esa ocasión “solo se presentaron tres grupos parlamentarios; los demás consideraban que este era un trabajo superfluo e inútil y yo creo que es un tema en el que hay que estar ahí”.

La cuestión nacionalista

Por otra parte, el también ex diputado constituyente Ramón Tamames, entonces perteneciente al PCE, señaló en el mismo curso que “la reforma constitucional no es urgente, lo que hay que hacer es aplicarla bien”. Tamames apuntó en este sentido que muchos de los problemas que hay en la actualidad se pueden resolver sin reformar la Carta Magna, “incluso el catalán”, y se mostró partidario en este sentido de realizar algunos gestos como situar la ubicación del Senado; una segunda sede del Instituto Cervantes para el idioma digital; un Consejo España-Europa y un ministerio de asuntos territoriales en Barcelona, para “dar la sensación de una segunda capitalidad”, aunque reconoció al mismo tiempo que “los nacionalistas no quieren nada de eso”.

Asimismo Ramón Tamames coincidió con Enrique Barón en que los Pactos de la Moncloa firmados en 1977 por los principales partidos políticos, fueron “el primer artículo de la Constitución” y que sin ellos el desarrollo de los estudios que desembocaron en la ley de leyes “hubiera sido mucho más difícil”. Tamames apuntó la Ley de Amnistía como uno de los hitos que condujeron a España hacia la normalidad democrática y criticó la actual Ley de Memoria Histórica, “que es un desastre”, dijo, “porque ha creado otra vez el concepto de las dos Españas”.

Reformar la Constitución para actualizarla - 1

Todas las noticias »