Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Para la literatura, pasión; y para la inspiración, amplitud de miras

16 JUL 2018 - 13:39 CET

Irene Monmeneu/ Fotos: Nacho Calonge

Dice el escritor Lorenzo Silva que si la literatura no es una pasión personal, no tiene sentido. Que si busca su recompensa fuera de la emoción que el escritor siente por escribir o el lector por leer; si se cifra en vender libros, ganar premios, o  es concebida para pasar a los manuales de literatura o para que su autor sea recordado como un gran escritor, la ilusión de la creación literaria seguramente es “equívoca”.

El autor de La marca del meridiano y ganador del Premio Planeta dirigió en el curso Imaginación muerta imagina o ¿cómo encontrar fuentes de inspiración para escribir? Respondiendo a la cuestión planteada en el título de su taller, Silva aseguró que la técnica fundamental para encontrar inspiración es mantener ojos y oídos abiertos, así como la mente despejada para poder “aprender de todo el mundo”.

En este sentido, el escritor garantizó que el seminario pretende ser una vuelta a la naturalidad de contar historias. Silva afirmó que los seres humanos construimos nuestra identidad a partir de las historias porque somos el lugar donde nacimos, las cosas que hicimos y lo que recordamos de todo eso. “A veces cuando uno emprende el camino de la creación literaria se lanza en exceso a los artificios y a buscar caminos extraños cuando no hay nada más natural para un ser humano que contar una historia o dejar que se la cuenten”, apostilló el autor.

Sobre él mismo, Silva comentó que no tiene “esa especie de querencia prioritaria por el pasado o los clásicos”. Nombró una serie de autores clave para  él durante su formación y aprendizaje: Kafka, Proust, Chandler o Montaigne; pero también apuntó que hay que estar dispuesto a “ampliar la nómina” y escuchar a todo el mundo que te puede contar una buena historia”, y por ello se refirió a un autor “que no conocía hasta anteayer”, Mario Marín, que está leyendo actualmente y cuyo texto le parece “sobresaliente”.

Para la literatura, pasión; y para la inspiración, amplitud de miras - 1

Todas las noticias »