Cursos de Verano El Escorial

Noticias - Cursos de Verano El Escorial

Nicolás Olea ve incompatible el modelo turístico de España con la prevención del cáncer del piel

6 JUL 2018 - 11:52 CET

Fabio Benítez / Foto: Alfredo Matilla

Nicolás Olea, catedrático de Radiología de la Universidad de Granada, ha sido contundente con uno de los mayores problemas sanitarios que padece la sociedad española, el cáncer de piel, “al que le llaman el cáncer de España”. El también director del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada aprovechó su participación en el curso de Madrid Patología y medio ambiente. ¡Tener buena química no es intoxicarte con ella! dirigido por la presidenta de la Fundación Alborada Pilar Muñoz-Calero, para explicar que “el gran asesino de este país es el sol”. Además, Olea añadió en este sentido que “uno se expone al exterior a través de la piel y tenemos un país con una latitud favorable a muchas horas de exposición solar. El melanoma y el cáncer de piel son un verdadero problema para España”, destacó.

El catedrático no cree que estemos educados para protegernos ante esta situación. Un país que vende “el sur para tomar el sol” no puede aceptar la recomendación del Instituto Europeo del Cáncer, que dice que el sol no se toma entre las doce de la mañana y las cinco de la tarde porque “produce cáncer”, por lo que resulta “difícil compaginarlo”, concluyó.

Olea apuntó que en torno al 70% de los cánceres se originan debido a causas ambientales, “incluyendo en lo ambiental los hábitos alimentarios o las exposiciones”, añadió. Otra gran enfermedad, diana de la contaminación, es el cáncer de pulmón, “que está relacionado con el tabaco y la contaminación ambiental vía área”, señaló.

El último “asesino”, tal y como él los llama, ataca por las vías digestivas “a través del agua o de los alimentos”. En este sentido, Olea definió los “plaguicidas, plásticos y contaminantes” como algunos de los elementos más devastadores. Estos compuestos químicos que acceden a nuestro cuerpo por la piel, el aire o los alimentos son “activos hormonales” que, además, podrían afectar a la fertilidad. “Es cada vez más frecuente que la mujer llegue mucho más tarde al embarazo o que la calidad seminal del varón sea mala y, más allá de que pueda ser naturalizado por la sociedad, pensamos que es consecuencia de las exposiciones”, declaró.

Olea conoce cómo debe funcionar la gestión pública de la ciencia de la salud, por eso valoró el papel de las universidades públicas en la investigación sanitaria, y en concreto el rol de los  institutos de investigación biosanitaria, un tipo de consorcio que nace de la coordinación de universidades y hospitales públicos, “siempre públicos”, recalcó, “que ponen todo el conocimiento científico de los departamentos de fíísica, ecología o historia, entre otros, a disposición de la medicina trasnacional”. El profesor Olea reconoció que esto último “es un sueño”, y añadió que “en España  hay 38 institutos acreditados: 11 en Madrid, 9 en Barcelona y, el resto, en algunas de las ciudades más importantes del país”, como Granada, donde se encuentra el que él dirige.

Nicolás Olea ve incompatible el modelo turístico de España con la prevención del cáncer del piel - 1

Todas las noticias »