Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Méndez-Leite considera que el cine actual “es un arte distinto” al del cine clásico

23 JUL 2018 - 16:55 CET

Maria Ibáñez/ Fotos: Nacho Calonge

“El cine actual tiene poco que ver con lo que era cuando yo me aficioné, es un arte distinto”, afirmó Fernando Méndez-Leite, rememorando las primeras películas que disfrutó en el pasado. El cineasta admitió que a lo largo del año puede llegar a ver entre 50 y 60 películas actuales junto al cine clásico, y que, a pesar de considerar “valiosas” algunas las películas que se hacen ahora, como Custodia compartida (2017), de Xavier Legrand o cualquiera de Michael Haneke, ya no se realizan películas como Rio bravo (1959), El hombre  que mató a Liberty Balance (1962) o Con la muerte en los talones (1959).

Fernando Méndez-Leite, ponente en el curso Mario Camus, la escritura de las imágenes, dirigido por el novelista y crítico Manuel Hidalgo, afirmó que en la actualidad existe una evolución en el lenguaje, en los códigos y en los principios del cine. El director consideró a los cineastas de su generación como “rígidos y fundamentalistas” en su trabajo técnico, a diferencia de los actuales, a quienes les cuesta plantearse “el por qué y el para qué de cada una de las decisiones técnicas que toman”.

En cuanto a la adaptación de la renovación tecnológica, Méndez-Leite declaró que ha sido “enorme” desde los años noventa en la “producción cinematográfica, en la formación en las escuelas como ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid) o ESCAC (Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña) y en los conceptos, condicionando el lenguaje cinematográfico”.

A su juicio, los mayores éxitos que ha alcanzado el cine español son “la consecución de la libertad de creación y de pérdida de prejuicios”, así como la  “renovación tecnológica” de los últimos veinte años. Centrándose en este último apartado, el director de adaptaciones como Niebla (1976) o La Regenta (1995), aseguró que antiguamente las películas españolas, a pesar de tener un buen contenido fílmico, fallaban en la falta de producción técnica.

En este sentido, Méndez-Leite señaló que este proceso dejaba hace unos años “mucho que desear” y puso como ejemplo algunas de las películas de Pilar Miró o los primeros años de Pedro Almodóvar. El que también fuera director de la ECAM, apuntó que actualmente “el acabado formal de las películas se ha dominado totalmente; una película española no se diferencia en aspectos técnicos de la mejor producción de otro país”. 

El crítico manifestó asimismo que lo que más valora de una película es la capacidad de transportarle, y señaló que “me dejo llevar tanto como un espectador casi infantil”. Para conseguirlo subrayó que es importante un buen guion acorde con la puesta en escena y sobre todo, los actores, que a su juicio son “el medio de comunicación”. En esta misma línea, Méndez-Leite declaró que muchas veces va al cine a ver a los intérpretes, aunque sepa que la película en sí no es de su gusto. En cambio, garantizó que lo que más odia en el cine es “el artificio; los directores omnipresentes, aquellos que se dejan ver demasiado; las florituras y el formalismo en exceso”, por lo que apuesta por lo “sencillo y lo directo”.

Méndez-Leite considera que el cine actual “es un arte distinto” al del cine clásico - 1

Todas las noticias »