Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

María Emilia Adán: “El registro es vida, es ciudadanía y es cotidianidad”

10 JUL 2019 - 14:05 CET

Julia Martínez Mallada / Foto: Nacho Calonge

La decana del Colegio de Registradores de España María Emilia Adán García habló sobre la regulación de la Ley de Créditos Inmobiliarios y la importancia de alcanzar una mayor transparencia en la contratación y una reafirmación del papel del registrador. La intención reside en “crear instrumentos accesibles que faciliten la vida a nuestras empresas y nuestros ciudadanos” porque, recordó, “el registro es vida, es ciudadanía y es cotidianidad”.

Adán, que preside la institución desde febrero, señaló que los registradores de la propiedad desempeñan un papel “decisivo” para aclarar que la hipoteca y el préstamo inmobiliario son dos elementos diferentes: mientras que el préstamo tiene naturaleza personal y garantía real, la hipoteca es lo que se inscribe en el registro.

La decana explicó que, desde la entrada en vigor de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, “cualquier modelo de préstamo hipotecario que se quiera comercializar; es decir, ofrecer al ciudadano, debe constar previamente depositado en el registro de condiciones generales de la contratación”. De este modo, “los ciudadanos, las organizaciones de consumidores y todos los operadores jurídicos pueden consultar el contenido de esos modelos de hipoteca que se le va a ofrecer por el banco para su firma y posterior constitución de hipoteca”.

En relación al blanqueo de capitales, una “lacra” que afecta a las sociedades modernas, María Emilia Adán manifestó que los registradores luchan día tras día para buscar aquellos indicios que alerten de la existencia de un lavado de dinero. Lo hacen a través del Centro Registral Antiblanqueo (CRAB). “Nosotros no somos los protagonistas, ponemos a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los jueces, de los magistrados y de las fiscalías herramientas para luchar contra esta lacra” dijo. Además, ahora se cuenta con el Registro de Titularidades Reales, “un instrumento nuevo, más eficiente, más seguro” avalado recientemente por la sentencia de la Audiencia Nacional, que consideró su constitución “legal y jurídicamente irreprochable” y que viene a transponer la cuarta directiva del blanqueo de capitales.

Por otra parte, María Emilia Adán consideró “un signo de normalidad” ser la primera mujer en liderar el Colegio de Registradores de España. En declaraciones ofrecidas a los medios reafirmó que desde su posición quiere alentar a todas las mujeres a dar el paso, “que sirva de atalaya para que otras mujeres piensen que pueden comprometerse en un servicio público”.

De esta manera, quedó inaugurado el curso Implementación de las directivas de crédito inmobiliario y de prevención del blanqueo de capitales, dirigido por Juan Sánchez-Calero Guilarte, catedrático de Derecho Mercantil, y Juan María Díaz Fraile, registrador de la propiedad.

María Emilia Adán: “El registro es vida, es ciudadanía y es cotidianidad” - 1

Todas las noticias »