Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Luis Enrique Montiel apuesta por un cambio en el modelo de producción y comercialización de los medicamentos

18 JUL 2018 - 14:00 CET

Ángel Áranda / Foto: Alfredo Matilla

Que el acceso a las medicinas es un elemento fundamental del derecho a la salud parece una cuestión de Perogrullo, pero lo cierto es que en pleno siglo XXI existen muchas personas con dificultades a la hora de conseguir determinados fármacos, debido esencialmente a problemas económicos o a causas de orden normativo. El profesor de la Facultad de Medicina de la UCM Luis Enrique Montiel Llorente, que dirige en Madrid el curso Acceso a medicamentos: inequidad global en el cumplimiento del derecho a la salud, está convencido de que el problema radica en “el modelo de producción y comercialización de los medicamentos”, donde cobra un gran protagonismo la industria farmacéutica.

Para el profesor Montiel el hecho de que la fabricación de medicamentos, en lugar de ser una industria de producción de bienes de consumo sea en realidad otra de corte especulativo, ha provocado que los precios se disparen “de manera enloquecida”, porque en el fondo “la riqueza de las empresas farmacéuticas y de los fondos de inversión que hay detrás, no depende directamente del número de cajas de medicinas que se venden, sino de lo que eso va a repercutir en sus acciones de la Bolsa”.

Lo que teme Montiel, como todos los colectivos que están trabajando para cambiar en la medida de lo posible esta situación, es que al tratarse de un producto especulativo acabe ocurriendo algo parecido al problema del precio de los alimentos, porque al final “puede resultar más caro comprar un tomate que un ipad”. En este sentido, el profesor Montiel lamenta que los gobiernos “hayan dimitido de su responsabilidad” en un asunto que tiene que ver con la salud de las personas, “hasta el extremo” de dejar en manos de esta industria no solo la fabricación y comercialización de los medicamentos, sino “todo lo que está a su alrededor, como la formación continuada de los médicos o la investigación, que por muy buena intención que tengan lo van a orientar hacia su propio interés”, señala.

El docente muestra su preocupación también porque la degradación que a su juicio genera el actual modelo de fabricación y comercialización de medicamentos, se está convirtiendo en un grave problema que no solo afecta a los países subdesarrollados, sino que está causando ya efectos negativos en los países de nuestro entorno. “El caso del tratamiento curativo de la Hepatitis C nos ha puesto en pie de igualdad con la Sudáfrica del 2000 y el SIDA”, comenta Montiel.

No obstante, y en el caso concreto de esta enfermedad, el profesor reconoce que el alto precio del tratamiento corre a cargo del sistema público de salud, del que advierte que “corre el riesgo de colapsarse en cuanto salgan cuatro medicamentos parecidos”. Asimismo Luis Enrique Montiel deduce que todo ese dinero que se ha utilizado para pagar “lo que se ha terminado pactando”, no se ha podido aplicar en otras cuestiones que afectan a la sanidad pública como “la reparación del techo de la UCI del hospital madrileño de La Paz o la contratación de pediatras en verano porque no hay dinero”.

En cuanto a las medidas que pueden tomarse para cambiar el actual derrotero que se da en este terreno, Montiel Llorente centra sus esperanzas en objetivos como la modificación de la ley de patentes, que permite a las empresas farmacéuticas actuar en beneficio de sus intereses, o también en la reacción ciudadana. “Hace falta una lenta concienciación de la sociedad para que no se deje vender mentiras”, y apela a movimientos como el de las “mareas blancas”, que hace unos años logró frenar en la Comunidad de Madrid el objetivo del Gobierno regional de privatizar algunos servicios de la sanidad pública.   

Luis Enrique Montiel apuesta por un cambio en el modelo de producción y comercialización de los medicamentos - 1

Todas las noticias »