Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Los gestores sanitarios apuestan por una tecnología “que no asuste”

16 JUL 2019 - 14:23 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

La relación entre médicos y pacientes, la gestión de los hospitales y las nuevas herramientas aplicadas al sector sanitario monopolizan el debate de la tercera semana de los Cursos. Ningún título más representativo que el del seminario que dirige José Francisco Soto: Tecnología, sanidad y salud 2019. El presidente del Club Gertech, una asociación formada por gerentes y altos directivos sanitarios y tecnólogos de empresas e instituciones de docencia e investigación, tiene claro la consigna que quiere que trascienda a la sociedad:  “La tecnología, sobre todo las relativas a la información, la comunicación y la robótica puede asustar; sin embargo, el mensaje es que, humanizadas adecuadamente, son un apoyo muy serio y muy importante para la mejora de la salud y el abordaje a enfermedades muy complicadas”.

A esta idea, Soto añadió que el manejo de la información en grandes bases de datos, una de las características del mundo del siglo XXI, repercute de una manera positiva en la salud. Datos, pero sin olvidar que hay seres humanos detrás. En su opinión, la responsabilidad de los gestores de los servicios de salud, siendo consciente de esa realidad, debe apuntar a conseguir acercar la tecnología a los pacientes, pero también a los médicos y los enfermeros.

No obstante, la tecnología, según el presidente del Club Gertech, ya tiene ejemplos de su carácter accesible. Gracias a los teléfonos móviles y las aplicaciones de salud podemos enviar nuestros datos personales y medir los índices de glucosa y la tensión arterial acercando el dispositivo a la muñeca. Además, una foto puede mostrar la afectación de la retina. Aunque Soto señaló que los pacientes se han convertido en “aliados” de los médicos y que España sigue siendo un referente en sanidad en todo el mundo y un ejemplo de eficiencia en los costes asociados a los servicios en este campo, “hacen falta más mensajes explicativos” para que los ciudadanos adopten las nuevos herramientas médicas con normalidad.

De todas formas, Soto se mostró optimista ante una sociedad “cada vez más madura” en el uso de las tecnologías. “Es sorprendente ver a personas con más de noventa años utilizar perfectamente el móvil e internet… no son mayoría, pero los hijos y los nietos les acercan cada vez más a ese hábito”, concluyó.

El caso español y el caso mexicano

En el mismo curso, Juan Luis Gordo, técnico del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), consideró que la implantación de la tecnología en España, “con un esperanzador futuro”, se encuentra en un “punto de lanzamiento” que se ve acompasado por los indicadores de salud de la población española “ya de por sí buenos”. Para él, las pruebas diagnósticas y terapéuticas son hoy “mucho más fiables, menos cruentas y presentan unos resultados más evidentes”. Gordo también recordó que el parlamento español ha incorporado la Oficina de Ciencia y Tecnología, un hecho que contribuirá  a que en los próximos años asistamos a una transformación “total” de la organización sanitaria, de la forma de la práctica clínica y de la organización de los centros. Estamos, según el técnico de INGESA, ante una “revolución terapéutica, innovadora y científica” que va a hacer frente a grandes retos como la morbilidad crónica y las tecnologías y la cirugía 4.0.

Por último, Américo Villareal, senador de la República de México, perteneciente a la Comisión de Salud, cuyo presidente es el doctor Miguel Ángel Navarro, destacó la oportunidad de asistir a este curso en el que “vemos los avances y los procesos de desarrollo y aprendizaje en España” en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación. El senador mexicano, ante un escenario de un nuevo Gobierno en su país y por lo tanto de una nueva administración federal y del actual tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, analizó cuáles de las experiencias de salud españolas “se pueden exportar y validar” en México, aunque, en todo caso, “tendríamos que tropicalizarlas” a las condiciones culturales, sanitarias y geográficas del país centroamericano.

Los gestores sanitarios apuestan por una tecnología “que no asuste” - 1

Todas las noticias »