Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Los biobancos, clave para el futuro de la medicina

23 JUL 2018 - 12:46 CET

Irene Monmeneu/ Fotos: Nacho Calonge

Mejorar la prevención y el tratamiento de las enfermedades es el objetivo teórico de los biobancos. En la práctica, sin embargo, lo que hacen es acelerar los tiempos, optimizar la utilización de los recursos y asegurarse la calidad de las investigaciones en el campo de la medicina. Así lo aseguró Alberto Orfao, director científico del Banco Nacional de ADN al analizar estos organismos como herramienta clave en la investigación biomédica traslacional.

Orfao, que participó en el curso Plataformas tecnológicas y “Big Data” aplicados a la medicina de precisión, dirigido por Concha Gil y Fernando Corrales, apuntó que actualmente hay en España más de 50 biobancos que albergan más de 1.200.000 muestras de individuos diferentes, en más de 900 colecciones distintas tipificadas por enfermedades. Pero no queda ahí. El director del Banco Nacional de ADN aseguró que la finalidad de estos establecimientos es que las muestras que guardan sean utilizadas.

“Si un biobanco tiene más de un millón de muestras y solo usa dos al año, no sirve para nada”, señaló Orfao. Por este motivo, garantizó que los biobancos no solo tienen la utilidad de servir muestras y guardarlas sino de mejorar el almacenamiento para que no sea tan caro y que se pueda usar para el mayor número de investigaciones. En definitiva, apuntó el investigador, si se pueden estudiar más casos a partir de la misma muestra, más información se obtiene y más rentable sale.

Biobanco, sinónimo de calidad

El ambiente en el que debe desarrollarse la actividad investigadora ha de ser un ambiente “regulado, controlado y de calidad”, señaló Orfao. En su opinión, los biobancos cobran especial sentido en este contexto porque “como el biobanco exige mucha calidad, todo el que está cerca se contagia de esa calidad”, lo que permite que las investigaciones evolucionen cualitativamente también.

Además, el médico se refirió a la investigación como el punto del que parten las actividades científicas y médicas. Así, Orfao disertó sobre cómo ha influido el nacimiento de la investigación traslacional para hacer llegar los resultados de la investigación básica y clínica a la práctica, y para conseguir que los análisis estén influidos por las necesidades reales.

En última instancia, el director del Banco Nacional de ADN hizo una apología a los investigadores, pero alertó de que su trabajo no debe estar influido por el deseo de “sacar publicaciones” sino por el de resolver problemas, y que en función de la magnitud de los problemas resueltos aparezcan las investigaciones en las publicaciones científicas.

Los biobancos, clave para el futuro de la medicina - 1

Todas las noticias »