Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

La gran ruta hacia China de la enseñanza del español

8 JUL 2019 - 13:14 CET

Ángel Aranda / Foto: Alfredo Matilla

“Enseñar español en China es todo un reto, porque las características de su alumnado son completamente diferentes a las de los estudiantes de cualquier otro contexto social o cultural”. Así lo ha afirmado hoy el profesor de Lingüística de la Universidad de Lisboa José María Santos Rovira, durante su participación en el curso de Madrid, La enseñanza del español a sinohablantes.  Santos Rovira ha apuntado que el actual es un buen momento para formarse como docente de español en el país asiático, porque “un profesor dispuesto a adaptarse tiene ahí un mercado emergente y enorme”, ha subrayado.

Según datos del Instituto Cervantes hoy en día son más de 577 millones de personas las que hablan español en todo el mundo, lo que supone el 7,6 por ciento de la población mundial. De ellas, 480 millones tienen el español como lengua materna mientras que casi 22 millones lo estudian actualmente en 107 países.

Uno de ellos es China, donde hay 90 universidades en las que se puede estudiar nuestro idioma, a pesar de que la demanda de alumnos supera con creces a la oferta de estudios por falta de profesorado cualificado. En este sentido, las autoridades chinas están teniendo muy en cuenta el potencial económico que tiene la lengua española, hasta el punto de que ya está considerada como un objetivo estratégico y tienen pensado impartirla a corto plazo en todos los colegios como segundo idioma, al mismo nivel que el inglés.

Una de las particularidades que hay que tener en cuenta a la hora de decantarse por impartir clases de español en el gigante asiático, es la situación social y cultural de los casi 1.400 millones de personas que viven en la República Popular China, por lo que el enfoque docente debe especializarse para adaptarse a la propia idiosincrasia del país. “Lo importante para ser profesor allí es ser consciente de las diferencias, porque la metodología es completamente distinta y adaptada al propio contexto sociocultural”, ha señalado Santos Rovira en el curso, que está dirigido por el profesor de la Facultad de Filología Francisco Javier Herrero Ruiz de Loizaga.

Y es que, según el experto, uno de los principales errores que cometen los profesores recién llegados a China es pensar que nuestra metodología es mejor y más avanzada que la que tienen allí, pero la suya “no es mejor ni peor, simplemente diferente”. En este sentido, José María Santos Rovira ha señalado que los métodos europeos no se pueden aplicar directamente a unos estudiantes que tienen un perfil tan diferente, porque si se hace así “se producirá un choque cultural del que nadie saldrá beneficiado”, ha dicho.

En cuanto a las posibilidades de formarse como docente de español para trabajar en China, el profesor de la Universidad de Lisboa ha indicado que hasta hace poco tiempo no había muchas oportunidades en este campo, pero desde hace unos años ha aumentado la oferta de cursos sobre la enseñanza de nuestro idioma para sinohablantes, que es como se denomina a las personas que dominan el idioma chino.  No obstante, Santos Rovira ha puntualizado que las opciones que hay en este sentido son las de tener “una visión breve y superficial, porque una visión profunda no se puede tener hasta que no se está allí”.

Uno de las escuelas con mayor tradición, experiencia y reconocimiento a las que se puede optar para formarse como profesor de español, es el Centro Complutense para la Enseñanza del Español, donde se imparten toda clase de cursos a lo largo del año académico.

La gran ruta hacia China de la enseñanza del español - 1

Todas las noticias »