Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Juan Bonilla: “Las vanguardias no son un movimiento estético, son una época”

El escritor participó en el curso “Vanguardias poéticas y artísticas latinoamericanas”

29 JUN 2015 - 18:45 CET

El escritor Juan Bonilla desarrolló la ponencia “Mapa de los Ismos en América Latina” para el curso “Vanguardias poéticas y artísticas latinoamericanas”, dirigido por el catedrático Carlos Granés. En ella, habló sobre los diferentes movimientos artísticos que componen las vanguardias, elaborando una retrospectiva que se remonta desde los inicios hasta la vigencia actual de la misma. Para ello, elaboró un recorrido histórico que trató de abarcar el inicio, el desarrollo y el fin de la etapa que se corresponde con los movimientos vanguardistas; en lo que él definió como “panorama urgente y velocísimo de las vanguardias”.

El autor de “Prohibido entrar sin pantalones” ofreció una perspectiva temporal de los movimientos vanguardistas, desde un punto de vista puramente narrativo, ya que, bajo su criterio personal, las vanguardias son, en realidad, “una narración”. Asimismo, desarrolló un recorrido geográfico por toda Latinoamérica, explicando las obras de los principales precursores de las distintas tendencias vanguardistas; deteniéndose en las particularidades de cada uno, así como en sus aportaciones y los movimientos artísticos predominantes de los que formaron parte.  Entre ellos, citó al escritor Vicente Huidobro y su obra “El espejo de agua” como el primer momento de la vanguardia en la historia latinoamericana; a Ramón Gómez de la Serna, como responsable inicial de la presencia vanguardista en España; o a Rubén Darío, como principal traductor en Argentina.

Por otra parte, el también periodista aseguró el carácter personal de las vanguardias, que no se corresponden con un movimiento, sino con “una época” completa. Esta naturaleza explica la múltiple variedad disciplinar, de artistas y perspectivas que se tocaron a lo largo del desarrollo de las mismas. El objetivo del arte del momento era “comenzar a cantar por cosas por las que antes no se cantaba, convirtiendo el discurso vanguardista para contar lo que hay dentro”, explicó Bonilla. Como resultado de la influencia de las características propias de algunos de los movimientos artísticos que compusieron las vanguardias, la poesía de este período comprende una necesidad reivindicativa, basada en la intención de “cantar a exteriores, funcionando como cántico del mundo”, sentenció el escritor.

 

 

Juan Bonilla: “Las vanguardias no son un movimiento estético, son una época” - 1

Todas las noticias »