Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Javier Aranceta: “La mitad del sobrepeso que padecemos tiene que ver con que nos movemos poco”

9 JUL 2018 - 15:11 CET

Ángel Aranda / Foto: Alfredo Matilla

En términos generales en España se come de forma adecuada. Así al menos opina el médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública Javier Aranceta, director del curso que se celebra en Madrid, Alimentación y promoción de la salud: retos de actualidad, aunque reconoce que en nuestro país todavía existe una asignatura pendiente en este terreno. A pesar de que se ha mejorado sobre todo en la población más joven, “se necesita aumentar la ingesta de frutas, verduras, hortalizas y legumbres, elementos que hemos abandonado por una cocina más fácil y más rápida”, afirma el también profesor de la Universidad de Navarra.

Y es esto precisamente lo que a juicio del médico nos separa del perfil de la dieta mediterránea, que “es un modelo junto con el japonés de proyección en la salud”. Asimismo, y a pesar de que es consciente de que en los tiempos que vivimos resulta difícil emplear más horas en la preparación alimenticia durante el día a día de los ciudadanos, Arancenta ve fundamental realizar el mayor esfuerzo posible en esta tarea porque “si se dedica más tiempo a pensar cómo comer, comprar o cocinar mejor, “todo esto se restará del tiempo de estancia en los ambulatorios y en la asistencia sanitaria”.

Por otra parte, el especialista en Medicina Preventiva no cree que conseguir una alimentación adecuada sea una cuestión de factores mejores o peores para el organismo, sino que lo más efectivo es conseguir que todos ellos estén en su justo equilibrio. “Debemos priorizar aquellos nutrientes que tengan elementos más positivos para la salud y minimizar aquellos que son más alimentos de conveniencia, de cortesía, más gastronómicos, por lo que todo tiene cabida pero con un poco de inteligencia”, apunta el profesor Aranceta.

No obstante, el experto en nutrición tiene muy claras dónde deben colocarse las líneas rojas en la alimentación, que precisamente están también relacionadas con el tiempo que invertimos en la elaboración de nuestras comidas: los alimentos procesados, “donde se encuentra la mayor parte del exceso de grasas, sales o edulcorantes”.

En este sentido Javier Aranceta destaca que en la actualidad empleamos menos tiempo a elaborar los alimentos en la cocina, y que durante los últimos años hemos aumentado “seguramente” un 25 por ciento de consumo de alimentos preparados o precocinados, un proceso en el que se incorporan “elementos que nosotros no controlamos, que se añaden para que sepan o se conserven bien y eso nutricionalmente no es interesante”.

En cuanto a las recomendaciones, el experto en nutrición hace hincapié en un término acuñado en el gremio y que puede contribuir a que la ingesta de alimentos se realice cada vez de forma más acertada: “Conviabilidad”. Para Aranceta se trata de que tendamos a comer en compañía, que el tiempo que dedicamos a las comidas “sea un rato agradable” porque eso es un factor positivo para que “todos los procesos fisiológicos de la alimentación funcionen bien”.

Además el médico señala que la actividad física forma parte de la llamada dieta clásica, porque en este momento “la mitad del sobrepeso que padecemos tiene que ver con que nos movemos poco”, algo que constituye en materia alimentaria otro de los “puntos críticos que tenemos en nuestro país”, sentencia el especialista.

Javier Aranceta: “La mitad del sobrepeso que padecemos tiene que ver con que nos movemos poco” - 1

Todas las noticias »