Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Europa ultima su propia defensa para actuar ante los nuevos desafíos

Los exministros Trinidad Jiménez y Carlos Westendorp

13 JUL 2017 - 18:28 CET

 

 Jean Pierre Gutiérrez/ Foto: Nacho Calonge

La amenaza del terrorismo islámico, el proteccionismo comercial de Estados Unidos y la desconexión del Reino Unido reabre el debate en la Unión Europea para reforzar la política exterior en el marco de defensa ante los nuevos desafíos que desestabilizan el funcionamiento de la integración, según sostuvo la exministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Trinidad Jiménez, durante su intervención en el curso El futuro de la integración europea dirigido por Rafael Simancas.

La exministra se refirió al gran número de iniciativas que se está tomando desde 2016 en la Unión Europea para mejorar la defensa común, y aseguró que llegan en un momento clave tras la materialización de las amenazas que marcaban las discrepancias futuras de Europa: Las políticas de Donald Trump y el terrorismo. “La globalización nos obliga  a trabajar juntos para defendernos y atender los desafíos globales. Europa tiene que mantener unas estrategias de defensa para hacer frente a los nuevos desafíos que afronta la comunidad”, señaló Jiménez.

La exdiputada del PSOE sostuvo que la aplicación de una política exterior en defensa de la Comunidad Europea no estaba definida en los tratados europeos ya que, durante los primeros años de la formación europeísta, la atención se centraba en establecer unas bases sólidas que rigieran el buen funcionamiento de los países miembros.

Trump obliga a Europa a buscar alternativas económicas

Por otro lado, se refirió a las últimas actuaciones de Donald Trump en la cumbre del G7 y de la OTAN, cuando acusó a los miembros de la integración de no cumplir la cuota del 2% del presupuesto a materia de Defensa.

Finalmente, la exdiputada vio favorable el acuerdo de la CETA con Canadá como alternativa estable frente a la ruptura del acuerdo comercial del TTIP. En esta misma línea se pronunció el exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Carlos Westendorp, que también participó en el citado curso. Westerndorp calificó el acuerdo de positivo para ambas partes y, aunque queden problemas por resolver, afirmó que se puede llegar a un acuerdo en las negociaciones.

El exministro destacó que es importante mantener relaciones con Estados Unidos ya que es “un país muy poderoso” y tiene mucha presencia global: “Donald Trump ha introducido un factor de incertidumbre y preocupación en el mundo general, se están buscando alternativas de cooperación”.

 

 

 

Europa ultima su propia defensa para actuar ante los nuevos desafíos - 1

Todas las noticias »