Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

El feminismo representa el nuevo significado de la igualdad

3 JUL 2019 - 14:35 CET

Celia Sánchez Morrón / Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

“La inmensa mayoría de los hombres de este país somos feministas porque estamos a favor de la igualdad”. Esta declaración de Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ante los medios de comunicación, resume una de las claves del curso Feminismo y movimiento obrero: una historia de conquistas, dirigido por el catedrático complutense Joaquín Plumet, y que congregó también a Carmen Calvo, vicepresidenta en funciones del Gobierno –que dos horas antes ya había intervenido en otro curso complutense en Madrid sobre género y trabajo-; Joaquín Goyache, rector de la UCM; Luis Miguel López Reillo, secretario general de UGT Madrid; e Isabel Vilabella, secretaria de Relaciones Laborales y Formación de UGT Madrid.

Los representantes sindicales incidieron en seguir ahondando en la pedagogía del feminismo, entendido como “la manera de definir la igualdad en el siglo XXI”, así apuntado por Álvarez. A su juicio, aunque la hoja de ruta de esta lucha social en los primeros años ha estado “llenos de esperanza e ilusión, avance y concienciación”, en la actualidad “estamos entrando en una etapa en la que estas conquistas se están cuestionando”. Álvarez manifestó que estos logros   “no vienen siempre para quedarse si no que se lucha cada día por ellos”.

En la aplicación de medidas concretas para paliar este desequilibrio, el secretario general de UGT instó al Gobierno a la elaboración de los planes de igualdad en las empresas de más de 50 trabajadores, que hasta ahora está pensado para más de 250. A pesar de esta “tarea ardua”, Álvarez formuló la siguiente pregunta: “¿Cómo es que no hay dotación presupuestaria para ponerlas en marcha?”. Para él, en estos centros de trabajo más pequeños, incluidos en gran parte en el sector servicios, el abuso de contratos temporales suponen  “prácticas nocivas e indecentes” para la mujer.

En la inauguración del curso, Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, opinó que el feminismo, a pesar de sus avances y retrocesos, ha tenido éxito en su devenir histórico, no como sus detractores que han ido “de derrota en derrota”. Criticando la superficialidad de los discursos en esta materia, Calvo aclaró que el término del feminismo hasta el 8 de marzo de hace dos años llevaba en nuestro país “un reproche de contestaciones”.

Tras citar a la escritora María Teresa León, que consideraba que el oficio más antiguo del mundo es el de rebelarse, sin olvidar por qué tiene uno que hacerlo, Calvo definió que los dos “hijos” de la Ilustración que siguen en pie son el movimiento de los derechos de los trabajadores y el movimiento feminista, a los que se ha unido la lucha por la sostenibilidad del planeta.

Para ilustrar la defensa del feminismo, la vicepresidenta en funciones del Gobierno dejó la siguiente reflexión: “Las sociedades no nacen por las mañanas por las necesidades de la Bolsa, sino en los paritarios de cada país”

UGT Madrid

Antes del debate académico del seminario, Isabel Vilabella, secretaria de Relaciones Laborales y Formación de UGT, consideró que  todavía queda por construir una agenda feminista que incida en las políticas de corresponsabilidad. Al hilo de estas palabras, Luis Miguel López Reillo, secretario general de UGT Madrid, enumeró los retos del feminismo: conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres, que “de una vez por todas” no haya discriminación salarial por razón de sexo, y que la mujer no salga “perjudicada” porque no haya una corresponsabilidad a la hora de tomar tanto los permisos como las excedencias para cuidar de sus familiares.

El feminismo representa el nuevo significado de la igualdad - 1

Todas las noticias »