Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

El “humanismo avanzado” como reflexión frente al futuro de la tecnología

8 JUL 2019 - 13:04 CET

Manuel Granados / Foto: Alfredo Matilla

“Al intentar cambiar la condición humana aparecen preguntas acerca de su naturaleza que hay que tratar de responder”, afirma Albert Cortina, profesor en la Universidad Politécnica de Cataluña, quien ha inaugurado el curso de Madrid El humanismo a debate en el siglo XXI, dirigido por Gerardo del Pozo Abejón, profesor de la Universidad San Dámaso. El objetivo de estas jornadas es discutir si “podremos llegar a ser como Dios, capaces de cambiar nuestra naturaleza, lo que provoca un gran debate ético, social y teológico”, expone Cortina.

Este urbanista y abogado explica que el “transhumanismo” defiende la hibridación del ser humano con la tecnología como un “deber moral”, ya que la sociedad debe aprovechar la dinámica de progreso científico para mejorarse a sí misma y con ello cambiar su naturaleza. Para ello, esta ideología a la que critica apunta a “tres superlativos: la inteligencia, el bienestar y la longevidad”, afirma Cortina, autor de ¿Humanos o posthumanos?: singularidad tecnológica y mejoramiento humano, obra que reúne estudios y reflexiones de diversos autores sobre el impacto de la tecnología emergente en la naturaleza de la humanidad.

Sin embargo, al plantear estos objetivos, inevitablemente surgen preguntas que hay que responder y analizar. Por ejemplo, habría que “estudiar cómo una longevidad extrema afectaría al estado del bienestar o cómo se modificaría la edad de jubilación”, reflexiona el profesor, que ejemplifica: “Hay quien sostiene que la vejez es una enfermedad y que se podría vivir hasta los 300 años o incluso ser inmortal”.

Ante estos ­avances actualmente utópicos, lo que se plantea en este curso es la idea de un “humanismo avanzado”, de raíces culturales cristianas y adaptado a nuestro tiempo, frente a la idea de “transhumanismo”. Para ello, teólogos, juristas y científicos ponen sobre la mesa las ideas con las que reflexionar sobre este futuro tecnológico. 

Una de las soluciones primarias, opina Cortina, sería poner en valor el conocimiento humanístico en la educación, para conocer así nuestras raíces y “evitar que la sociedad se vuelva tan tecnocrática”. Por esto, apunta que “debemos formar una generación preparada que esté en el humanismo avanzado”.

El problema del futuro del “transhumanismo”, según Cortina, sería que el ser humano depositara su confianza y poder de decisión en un ser superior, que sería la inteligencia propia de la tecnología, a quien se trataría “como una deidad”. Por ello, opina que “debemos discutir cuál es el plan divino y cuál es el de los hombres” para tener una cosmovisión formada frente a la idea transhumanista. El autor no duda del valor de la tecnología para solventar discapacidades o enfermedades, sino el hecho de que esta sea utilizada para que existan personas con cualidades superiores, lo que modificaría la misma naturaleza humana y sobre lo que se debe reflexionar.

 

El “humanismo avanzado” como reflexión frente al futuro de la tecnología  - 1

Todas las noticias »