Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

De literatura, paradojas y verdades universales

9 JUL 2018 - 17:54 CET

Irene Monmeneu/ Fotos: Nacho Calonge

De la vida, que es una paradoja, nace el arte. Así es para el escritor chileno Carlos Franz, quien estima que la literatura es una forma de mirar el mundo, pero no para extraer una verdad de él sino para “extraer quizás una representación de la complejidad del mundo, donde coexisten verdades contradictorias”.

El escritor, que participó en el curso El poder de la imagen en la comunicación y la cultura, dirigido por el periodista y escritor José Manuel Carcasés, reflexionó sobre la creación literaria y sobre el peso de las palabras frente a las imágenes. De esta forma, el autor chileno comentó que la literatura de ficción procede de un modo inductivo desde lo particular a lo general y que la función del novelista no es “hacer teorías, sino desarrollar casos” que permitan al lector sacar conclusiones.

Además, el Premio Bienal Vargas Llosa 2016 argumentó el motivo por el que, para él, las palabras “pesan” más que las imágenes. Franz sostuvo que la imagen es más bien unívoca, representa un objeto o una persona de una sola manera, aunque dé lugar a representaciones. La palabra, por el contrario, es abstracta, y necesariamente da lugar a múltiples representaciones. En este sentido, el escritor apuntó que lo “lógico” sea que la palabra tenga “la capacidad de generar mil imágenes”.

El escritor chileno pronunció la conferencia Si te vieras con mis ojos, cuyo título tomó prestado de su novela homónima (Alfaguara, 2015). La historia que narra la misma, según el autor, da cuenta de varias posibilidades del amor y de lo “raro” que es encontrar una manera de reunirlas todas en una sola persona.

Franz demostró haber aplicado la praxis que defiende para los novelistas, y haber desarrollado así un “caso” a partir del cual el lector pueda extraer conclusiones universales.  “A partir de la historia de amor de un pintor trato de representar lo que es imaginarse a uno mismo visto con los ojos de otro, en este caso de un enamorado. La protagonista de la novela es la que hace este ejercicio espiritual para saber qué vio él en ella, ayudarse a entender cuáles fueron las raíces del amor de él y entender qué sintió ella por él”, explicó el chileno.

 

 

De literatura, paradojas y verdades universales - 1

Todas las noticias »