Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Calleja pide un plan nacional para erradicar la hepatitis C

10 JUL 2018 - 13:29 CET

María Ibáñez/ Fotos: Nacho Calonge

El tratamiento de la hepatitis C ha cambiado “radicalmente”, según José Luis Calleja, especialista en Gastroenterología y Hepatología del Hospital Universitario Puerta de Hierro. Calleja alegó que se han dejado atrás las “terapias inyectadas con efectos secundarios”, que, según sus datos, se aplicaban a un abanico de entre un 30 % y un 40 % de la población y que curaban al mismo porcentaje de los casos, para pasar a utilizar “terapias orales, pastillas, sin efectos secundarios, de corta duración, que curan al 95 % de los pacientes”.

Calleja, director del curso Políticas de eliminación de la hepatitis C: cribado, derivación y seguimiento del paciente, afirmó que el mejor método de prevención de esta enfermedad es “la eliminación de la infección en los individuos que pueden contagiar”. La sanidad utiliza “el tratamiento como prevención en ausencia de una vacuna”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha situado en 2030 la erradicación de esta enfermedad.  En España, el primer paso ha sido “tratar a aquellos pacientes que estaban graves y controlados en hospitales”. Actualmente, para avanzar en el final de la hepatitis C hay que “buscar a aquellos pacientes que estén sintomáticos, no diagnosticados o en fase muy inicial”. Asimismo, en España el objetivo se conseguirá antes por los métodos que se están llevando a cabo.

A su juicio, es necesario una “concienciación general en la sociedad” a través de campañas de información para conseguir que la población acuda a diagnosticarse. “La sociedad debe recibir información de que esta enfermedad existe y que se puede diagnosticar fácilmente con un test de una gota de sangre en cualquier centro de salud”. También hace falta implementar algún “plan nacional de eliminación”. Y por último, llevar a cabo “planes de actuación concretos” para aquellas personas más propensas a esta enfermedad, como las que consumen drogas, o personas provenientes de zonas de “alta prevalencia” de esta infección.

En cuanto a las líneas de investigación de su hospital, aseguró que se dirigen a grupos “vulnerables” a la hepatitis C. También comentó que en su hospital están trabajando en algunos proyectos con “centros de adicciones, intentando acercar el cuidado del hospital; y también, con colectivos de inmigrantes tratando de descubrir cuál es la bolsa con hepatitis C y cómo se puede tratar en este caso”.

Por último, señaló que resulta “difícil encontrar fármacos mejores de los que tenemos”, aunque, en su opinión, habrá progresos relacionados con los métodos que se puedan aplicar.

Calleja pide un plan nacional para erradicar la hepatitis C - 1

Todas las noticias »