Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Borja Cobeaga: “La sátira es necesaria para combatir la violencia sorda del País Vasco”

El guionista de Ocho apellidos vascos afirma que su secuela, ambientada en Cataluña, “parece destinada a decepcionar”

21 JUL 2015 - 14:40 CET

Detrás de la película más taquillera de la historia de España se encuentra Borja Cobeaga. Con Ocho apellidos vascos el realizador firmó, en marzo del año pasado, el guion del filme que congregó a más de ocho millones y medio de espectadores en todo el país, y recaudó a su vez más de 50 millones de euros. El éxito sorprendió, en primera instancia, a los creadores de la propia película, que vertebra su ritmo en el costumbrismo y en la comedia de enredos. El uso del humor para derribar prejuicios territoriales fue, precisamente, uno de los puntos que más interés suscitó al guionista: “Al igual que en otra de mis películas, El Negociador, la sátira se utiliza como venganza de la realidad, rebajando tensiones y combatiendo la violencia sorda que se ha vivido en el día a día del País Vasco”.

Cobeaga decidió no embarcarse en la dirección de Ocho apellidos vascos debido “a la pereza” generada tras estar al frente de otras comedias románticas, como Pagafantas o No controles. Tras su paso por el curso Sociedad y cine español desde la Transición, el realizador vasco repasó sus trabajos previos como guionista de Vaya Semanita y otros espacios de Tele 5, entre los que alternó decepciones y éxitos: “Con el tiempo te das cuenta de que el fracaso es un motor bestial para sacar adelante cosas que no te atreverías a hacer”.

Respecto a la secuela, Ocho Apellidos Catalanes, Cobeaga reconoció que desde Tele 5 le habían propuesto empezar a trabajar en ella incluso antes de finalizar el rodaje del primer filme: “Parece que con la nueva entrega estás destinado a decepcionar. Hemos hecho un esfuerzo para que no sea así, con un guion más loco y divertido, tirando la casa por la ventana y contando con muy buenas incorporaciones”. El guionista, que asume como inevitable la pérdida del factor sorpresa, aseguró que la sátira política, presente de una manera “muy blanca” en la primera entrega, será más atrevida con la actualidad catalana en esta segunda parte, que se estrenará el 20 de noviembre.

Asimismo, Cobeaga se mostró crítico con el deseo de Íñigo Méndez de Vigo, actual ministro de Educación, Cultura y Deporte, de bajar el IVA cultural, actualmente fijado en el 21 %: “Llevo ya un año y medio escuchando lo de la supuesta bajada, y no entiendo por qué no se ha hecho todavía; es ridículo. Además, si metes bajada de IVA y elecciones en la misma frase, la palabra que falta es populismo u oportunismo”.

Borja Cobeaga: “La sátira es necesaria para combatir la violencia sorda del País Vasco” - 1

Todas las noticias »