Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Bilbao y Sevilla, las próximas ciudades-retrato de Antonio López

Participó en el curso Los procesos de la creación pictórica

2 JUL 2015 - 19:25 CET

Antonio López, Premio Príncipe de Asturias de las Artes, habló sobre su forma de concebir la pintura y cómo ésta ha ido evolucionando a lo largo de su trayectoria, en el curso Los procesos de la creación pictórica. Su trabajo actual comprende una panorámica de la ciudad de Bilbao, que desarrolla en analogía con una de Sevilla; unidas ambas bajo el concepto del agua: “La espina dorsal de Bilbao y Sevilla son la ría, en el primero; y el Guadalquivir, en el segundo”, aclaró el pintor.

El retrato de la ciudad abarcará una perspectiva de Bilbao desde una torre junto a la ría -mirando hacia su desembocadura en el mar-; cuadro que, asimismo, relacionará con la ciudad de Sevilla, en una “incorporación norte-sur de nuestro país”. Este último lo comenzó el año pasado y el punto de vista comprende una torre prácticamente introducida en el propio río Guadalquivir. Así, su proyecto comprende dos ciudades que López considera “muy misteriosas” y que le sugieren un atractivo especial, por tratarse de “dos lugares tan únicos y dispares”.

Por otra parte, para el artista la realidad constituye el punto de partida de la creación artística: “El trabajo de un pintor comienza con un chispazo de contacto con el mundo; es de ese impulso primordial, precisamente, del que nace toda la pintura de nuestra época”, explicó. Asimismo, aseguró que “un pintor debe tener libertad de hacer lo que quiera hacer, porque lo que más angustia a un pintor es no saber lo que tiene que pintar. Saberlo lo es todo”.

En este sentido, Antonio López prioriza una conexión del pintor con el trabajo que realiza, bajo una premisa esencial: “Lo importante es el lenguaje personal, porque la personalidad anida siempre en todas nuestras acciones, así como está en nuestros rostros”. La definición de la técnica a emplear, la época concreta y la sensibilidad del artista constituyen otros de los elementos importantes en la creación pictórica individual; además de una fuente de inspiración necesaria: “Se pueden urdir temas para toda una vida a partir de una sola persona, en función de lo que te trasmita”, sentenció el pintor.

 

 

Bilbao y Sevilla, las próximas ciudades-retrato de Antonio López - 1

Todas las noticias »