Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Antonio Garamendi: “Hay que ir a por la economía sumergida”

5 JUL 2019 - 13:02 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) solicitó a las autoridades políticas que luchen contra la economía sumergida en España, una situación que, de aflorar, generaría, según sus datos, unos 200 mil millones de euros. “Hay que ir a por la economía sumergida”, así de tajante se mostró Antonio Garamendi, presidente de la CEOE en la clausura del curso España: calidad democrática, cohesión y futuro del bienestar, dirigido por el economista Miguel Marín, en el que compartió estrado con José María Aznar, presidente de la Fundación FAES.

Apoyándose en la diferencia de porcentajes que representan las actividades sumergidas con respecto al total de la ganancia económica en España (22-23 %) y en Europa (12 %), Garamendi arremetió contra “la gente insolidaria, que no paga la Seguridad Social y que tiene sanidad, pero tampoco lo paga”, en definitiva contra “la gente que hace dumping a los que yo defiendo”.

El presidente de la CEOE, que confesó que el término emprendedor le gustaba “bastante poco” con respecto al “orgullo” que le despierta el concepto de “empresario”, instó también a los partidos políticos a sentarse de nuevo en el Pacto de Toledo para hablar de pensiones. “España no va a renunciar al Estado de Bienestar pero hay que gestionarlo bien y no valen las cartas a los Reyes Magos”, subrayó.

Sobre el diálogo social, el dirigente de la Patronal recordó que hay abiertas cinco mil mesas con los trabajadores, un hecho que, en su opinión, ha evitado una huelga general en España. En el mismo orden de importancia, Garamendi criticó el “mantra” que “se repite” sobre que en nuestro país se pagan más impuestos que en otros estados de nuestro entorno: “No es verdad porque en España por ejemplo el impuesto de sociedades está en el 25 %, cuando fuera es del 22 % o las cotizaciones sociales están aquí en un 30 % y fuera en un 25 %”. Además, se preguntó cómo las empresas españolas pueden atraer talento si ha subido esa cotización social un 7 % y los directivos, que pueden “fichar” del extranjero, pagan más impuestos en España que en Portugal.

En su conferencia encuadrada en el curso patrocinado por FAES, Garamendi advirtió del actual contexto de desaceleración de la economía mundial con frentes abiertos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit, “nuestro propio problema con Cataluña” y las noticias de la propia desaceleración de las exportaciones españolas en países como Francia y Alemania. Aunque “no hay que tener miedo, pero sí rigor” a la hora de enfrentarse ante este panorama, Garamendi prefirió centrarse en las dos claves que van a “impactar” sobre nuestra economía en el futuro inmediato: la digitalización y la transición ecológica.

Tras solicitar un gobierno estable y la preferencia de esperar a unas elecciones en noviembre si con eso se asegura la moderación, el presidente de la CEOE le dio el relevo a José María Aznar, que inició su discurso apelando a la “gran democracia” que representa España. “Somos una nación que se ha ganado su derecho a tener confianza en sí misma”, afirmó.

En relación al debate catalán, el presidente de FAES opinó que no hay para Cataluña  un camino “sin retorno” hacia la ruptura, pero “si alguien lo recorriera, sería un desastre cívico inimaginable”. Antes de cerrar el seminario complutense, Aznar remarcó que en Cataluña no está en juego la independencia sino una sociedad “libre, plural y democrática”.

Antonio Garamendi: “Hay que ir a por la economía sumergida” - 1

Todas las noticias »