Noticias - Cursos de Verano San Lorenzo de El Escorial

Cristina Tardáguila: “Necesitamos un ejército de fact-checkers para combatir las noticias falsas”

23 jul 2019 - 12:42 CET

Ángel Aranda / Foto: Nacho Calonge

La directora adjunta de International Fact-Checking Network (IFCN) Cristina Tardáguila, hizo hoy un llamamiento a todas aquellas personas que quieran colaborar en la erradicación de las noticias falsas que circulan principalmente por las redes sociales, y que responden generalmente a intereses económicos y políticos. “Necesitamos un ejército de fact-checkers –chequeadores, verificadores- para combatir las noticias falsas; somos muy pocos y aunque nos pongamos a chequear 24 horas al día seguirán existiendo las facke news”, afirmó Tardáguila, quien desde 2014 compagina su actividad periodística con la lucha contra la desinformación.

La periodista brasileña insistió en la necesidad de que cada vez sean más las personas y organizaciones dedicadas a la verificación de los bulos que circulan por las redes sociales, un fenómeno que se da en todo el mundo y que puede llegar a decantar la balanza en determinadas direcciones, tanto en cuestiones comerciales como ideológicas. “Necesitamos que profesores, médicos, dentistas… ¡soldados!, estén realmente dispuestos a dudar y a apoyarnos en el chequeo. Tenemos que enseñar a la gente técnicas básicas; no se tiene que ser periodista para hacerlo, es relativamente fácil ser un fact-checker”, dijo.

Asimismo Tardáguila, que participó en el curso Periodismo factchecking y verificación de bulos y fake news, dirigido por la periodista Ana Pastor, manifestó que España está empezando a preocuparse por el fenómeno de las noticias falsas, algo que en el resto del mundo se lleva ya estudiando y combatiendo desde hace unos años. Así, la directora adjunta del IFCN señaló que nuestro país cuenta ya con dos grandes plataformas de verificación, Newtral y Maldito Bulo, unas organizaciones que a su juicio “están haciendo un trabajo fuerte de combatir las fake news en redes sociales y las frases que dicen los poderosos y que no están muy bien”.

No obstante Cristina Tardáguila lamentó que el volumen de trabajo de los verificadores sea tan grande, que no les dé tiempo a investigar quienes son las personas que se dedican a la desinformación, aunque afirmó que en términos generales, hay dos tipos de noticias falsas: las que responden a intereses económicos, “que buscan el clic, el enlace a banners y publicidades” y las que tienen una motivación política o ideológica, “que son las que estamos recibiendo a través del Watsapp y que no te piden nada”, explicó.

Verificación de noticias

Por otra parte la periodista señaló que hace falta realizar un nivel muy elevado de investigación, para afirmar que las noticias falsas puedan llegar a decantar el sentido del voto en unas elecciones generales o presidenciales, porque también entran otros muchos factores en juego. “El voto está basado en lo que escuchas de tus amigos, de tu madre y de tu padre o en la televisión. Es muy difícil decir que lo que tú recibes en el  Watsapp ha sido el factor definitivo para la decisión de tu voto”, consideró Tardáguila, aunque también se mostró convencida de que “no hay ninguna duda de que la cantidad de desinformación hace que la gente dude y que en algunas ocasiones puede que cambie”.

En este sentido la periodista brasileña señaló a las redes sociales como los grandes aliados de la desinformación, principalmente porque “vivimos un momento en que estamos expuestos a leer las cosas que están de acuerdo con nuestros deseos, nuestras creencias, nuestros gustos. Si a mí me llega una noticia sobre una tienda que está repartiendo chocolate gratis y a mí me encanta el chocolate, lo celebro y lo comparto, aunque no sea verdad”, ejemplificó.

Para confrontar este fenómeno, Tardáguila abogó por reflexionar, tener el punto de vista propio muy presente y controlado para no caer en la trampa de la desinformación. “Y dudar. Más que dudar, cuestionar”, apuntó la periodista, quien además aportó un método de verificación asequible en este sentido: “cuando recibimos una información hay que preguntarse si es verdad, porque hacer ese ejercicio no cuesta nada, no duele”, dijo. 

Cristina Tardáguila: “Necesitamos un ejército de fact-checkers para combatir las noticias falsas” - 1

Volver »