Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Diálogo entre Naciones Unidas y los ayuntamientos, clave para la sostenibilidad local

19 jul 2017 - 18:30 CET

Irene Monmeneu/ Foto: Nacho Calonge

Cualquier tipo de política global se debe traducir en medidas locales para su puesta en marcha. Así lo manifestó Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, que disertó sobre los retos que desde Naciones Unidas se plantean en pos del desarrollo sostenible a nivel mundial. “Los objetivos de Naciones Unidas implican directamente a las ciudades, y por eso  ha dirigido su mirada a los ayuntamientos”, aseguró.

Carmena reflexionó sobre las dificultades que a nivel municipal se plantean a la hora de gobernar, porque comentó que muchas veces “se toman decisiones en relación a los compromisos estatales, pero se deja de lado la gestión local”. En este contexto, la edila destacó la propuesta planteada desde la plataforma de alcaldes del mundo, que se basa en la posibilidad de interlocución directa entre Naciones Unidas y los gobiernos locales.

En el marco de la defensa de los municipios, Carmena comentó que los derechos humanos derivan en los “derechos de la ciudad”, tales como la conservación del paisaje, la calidad del aire o de la circulación que, aseguró, son “derechos en formación”.

Un caso práctico: Valencia

La alcaldesa de Madrid compartió espacio con Joan Ribó, alcalde de Valencia, en la mesa redonda del curso Las Naciones Unidas en el siglo XXI: retos y oportunidades, dirigido por Enrique Yeves, director de Comunicación de FAO. Ambos alcaldes disertaron sobre los caminos a recorrer para alcanzar la sostenibilidad.

Ribó expuso el caso particular de Valencia, cuya aspiración, afirmó, es convertirse en “la Copenhague del Mediterráneo”.

El alcalde comentó que Valencia era en el pasado la capital mundial de la contaminación lumínica, y por ello su trabajo ha estado orientado a cambiar todo el sistema de luces de la ciudad, con lo que se ha conseguido ahorrar dos millones de euros. Actualmente, el objetivo es modificar la iluminación de los colegios por sistemas de luces LED, lo que supondrá un ahorro del 70% del presupuesto actual, según Ribó. Una mitad del dinero sobrante irá destinado al Ayuntamiento para financiar la inversión y la otra mitad será para los gastos y el mantenimiento de los propios colegios.

En la línea de la sostenibilidad, Ribó habló sobre los sistemas de transporte valencianos para asegurar que “cada ciudad tiene que desarrollar su movilidad según su realidad”. La forma principal de movilidad en la capital del Turia, según su alcalde, es andar, y por eso es lo que más se potencia: “Se trata de repartir el espacio público entre peatones, bicicletas, transportes públicos y coches”.

Diálogo entre Naciones Unidas y los ayuntamientos, clave para la sostenibilidad local - 1

Volver »