Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

El Real Sitio de Aranjuez, a la misma altura que San Lorenzo de El Escorial y La Granja

18 jul 2017 - 11:29 CET

Javier Picos / Foto: Nacho Calonge

El Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial acoge como huésped al Real Sitio de Aranjuez. Esta conexión entre lugares de primer orden histórico y artístico es posible gracias a la celebración del curso El Real Sitio de Aranjuez, dirigido por Pilar Benito, jefe de Servicio de Conservación del Patrimonio Nacional. Divulgar este excepcional enclave, cercano a la capital, y desprender la etiqueta a Aranjuez de “hermano menor” de los reales San Lorenzo de El Escorial y La Granja son dos de los objetivos del seminario.

La primavera es la época idónea para Aranjuez. Los Borbones, bien asesorados, pasaban esa estación en este Real Sitio; incluso Carlos IV prolongaba su estancia allí durante la primera mitad del año. En contraprestación con los lugares de veraneo de La Granja y San Lorenzo de El Escorial, la Corte descansaba en Aranjuez en esta etapa del año, “muy atractiva para disfrutar del estallido de la floración y del verdor”, una circunstancia que, según Benito, no aprovecharon los Austrias, que, por lo general, invertían estancias cortas en los Reales Sitios.

Pilar Benito subraya que El Real Sitio de Aranjuez es el Real Sitio más antiguo. Hay noticias de la existencia de una casa ya desde la Edad Media que termina siendo la residencia de los Reyes Católicos, concretamente del rey Fernando. Tras diferentes ampliaciones, Felipe II manda construir un palacio, cuyo proyecto también se modifica. Los Borbones son finalmente los que otorgan a Aranjuez su imagen definitiva. El reinado de Isabel II también resulta clave para la historia de Aranjuez porque en 1851 se construye la segunda línea ferroviaria de la Península Ibérica, entre Madrid y esa localidad, y eso facilita que la reina “se instale con facilidad” en el Palacio.

Su “excepcional” ajardinamiento y su urbanismo, enriquecido con nuevos espacios para los servicios de la Corte, provocan que el paisaje cultural de Aranjuez sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 14 de diciembre de 2001. Aunque el conjunto es singular y presenta rincones “bellísimos” como la escalera principal o el comedor, con un suelo de estuco único en su género, Pilar Benito, influida por su “deformación profesional”, tiene su preferencia en Aranjuez: la Casa del Labrador, “una joya única de exquisita decoración”, ideada por Carlos IV y modificada por Fernando VII. De todas formas, “también elijo el entorno de los jardines, como el del Príncipe y el de la Isla”.

Además, Benito cree necesario que los turistas y los propios arancetanos, al visitar Aranjuez, tengan una mentalidad orientada a salvaguardar los monumentos, los jardines y el contexto histórico de este Real Sitio. “Muchas veces minusvaloramos lo que tenemos. Hay lugares españoles que no se conocen bien porque no están en Francia o en Italia. Cuidando lugares como Aranjuez, podremos difundir una imagen de España que atraiga un turismo de alta calidad”.

El Real Sitio de Aranjuez, a la misma altura que San Lorenzo de El Escorial y La Granja - 1

Volver »