Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

La vida es una performance

14 jul 2017 - 10:45 CET

Javier Picos / Foto: Nacho Calonge

Alexander Ríos cuenta su historia personal y cree a pie juntillas que su problema se desvanecerá con ayuda de los transeúntes que participan en su performance.  “Quiero generar una mirada dentro de cada persona y compartirla”. Esta es su declaración de intenciones. El grupo, agazapado en las escaleras de la Plaza de Jacinto Benavente, frente al pilón –testigo mudo del devenir gurriato-, Alexander empieza un recorrido mágico que tendrá como paradas la lonja del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y los recovecos del María Cristina.

Esta acción artística se enmarca en la serie Intransit Relacional, que a su vez forma parte de Intransit, una plataforma de educación experimental, impulsada por la Universidad Complutense de Madrid con el apoyo de Promoción del Arte (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). Según Javier Duero, uno de los cerebros de estas performances y miembro de Pista 34, la experiencia subjetiva, el empoderamiento, la colaboración y la participación son los ejes de unas acciones que no transitan por lugares comunes.

Además de la ruta de Alexander y Somos Nosotros. WORK, WORD, WORLD –un doble juego entre realidad y ficción-, Álvaro Valls congrega a vecinos y curiosos en la Casa de la Cultura de San Lorenzo de El Escorial. Bajo el título Loopers Cazafantasmas, el videojockey improvisa con imágenes: “No hay nada nuevo, se mezcla todo; lo que es mío es el viaje; lo demás, es apropiado de otras personas”. En esta sesión participativa, Valls lanza al aire preguntas y aforismos del tipo “¿De cuántos fantasmas se componen nuestras voces?” o “Decidir significa perder y por eso somos cuerpos llenos de ausencias y tensiones cronológicas”. Cuando calla, varios de los asistentes bailan de forma espontánea en una maraña de luces rojas y verdes.

Estas jornadas experimentales, programadas dentro de las actividades extraordinarias de los Cursos de Verano, cumplen su objetivo: que cada uno saque sus propias conclusiones. 

La vida es una performance - 1

Volver »